miércoles, 26 de septiembre de 2012

HABLEMOS DE ARTROSIS


La artrosis es un trastorno crónico y degenerativo del cartílago articular. El desgaste es más frecuente en articulaciones que soportan peso como las rodillas, caderas o columna vertebral. Sin embargo también se produce como consecuencia de un uso repetido y/o excesivo de algunas articulaciones por lo que también es muy común en manos y muñecas.

¿QUÉ ES EL CARTÍLAGO ARTICULAR?
Se trata de un tejido elástico y resistente que recubre los extremos óseos de las articulaciones e impide su roce directo evitando el desgaste. Está compuesto por un 60-80% de agua, 20-40% de matriz extracelular (fibras de colágeno y proteoglicanos) y un 2% de células propias llamadas condrocitos. Se trata de un tejido avascular, es decir, carece de vasos sanguíneos, por lo que se nutre por difusión pasiva del líquido sinovial y el hueso subcondral (este último sólo en cartílago joven). El movimiento de la articulación juega un papel fundamental, ya que las fuerzas de compresión-descompresión favorecen la nutrición del cartílago mediante la renovación del líquido sinovial. Se trata también de un tejido aneural, es decir, no está inervado, no tiene terminaciones nerviosas, por lo que no duele.

La función del cartílago articular es amortiguar los impactos que recibe la articulación y favorecer el movimiento suave de la misma sin que exista fricción entre los extremos de la articulación.
El proceso degenerativo del cartílago es inevitable y aumenta con la edad, aunque existen muchos factores desencadenantes (alteraciones mecánicas, factores metabólicos, peso, ámbito laboral, deportes...) que influyen en la velocidad de degeneración. A medida que se va desgastando, se va haciendo más delgado, produciendo grietas en su superficie y exponiendo así a un continuo roce a los huesos que forman la articulación.

La degeneración puede terminar destruyendo completamente el cartílago, lo que provocará un roce continuo entre los huesos al realizar cualquier movimiento y generará dolor ( no es el cartílago lo que duele, sino el hueso subcondral, ricamente irrigado e inervado), también es habitual que aparezca crepitación en la articulación.

¿SE PUEDE EVITAR?
La artrosis es un proceso degenerativo, el cartílago articular se va desgastando progresivamente por efecto natural del movimiento, de las continuas cargas, presiones e impactos a los que se ve sometido durante toda nuestra vida. Frenar su progresión es muy difícil, sin embargo, se pueden tomar algunas medidas y evitar algunas otras encaminadas a ralentizar su desarrollo, mejorar la calidad de vida y sobre todo disminuir el dolor.
  • Corregir alteraciones mecánicas
Igual que ocurriría con una rueda de un coche que estuviera desviada, cualquier alteración en el eje normal de la articulación afectará negativamente en su proceso de envejecimiento o desgaste. Es obvio que una pequeña desviación o rotación en el eje de la rodilla o la cadera por ejemplo, hará que el cartílago y el resto de estructuras adyacentes de la articulación, se desgasten y se deterioren más rápido que otras.
  • Reducir el peso corporal
Cuanto mayor sea nuestro peso corporal, más peso deberán soportar las articulaciones de las extremidades inferiores (cadera, rodilla y tobillo) y más desgaste sufrirán. El sobrepeso es uno de los factores desencadenantes más importantes. Las personas que tienen un sobrepeso de un 20% tienen de 7 a 10  veces más riesgo de padecer artrosis de rodilla.
"Por cada 1 kg de peso perdido, se reducen 4 kg de fuerza compresiva y un aumento de la funcionalidad de la articulación de la rodilla". Messier, 2005
  • Practicar ejercicio moderado
El ejercicio físico es muy importante ya que cumple una doble función. Por un lado, ayudará a disminuir el peso corporal y por otro lado ayudará a la nutrición del cartílago. Como he comentado anteriormente, los movimientos de nuestro cuerpo generan fuerzas de compresión-descompresión que favorecen el llenado y vaciado del líquido sinovial que nutre al cartílago. Es un proceso similar al que ocurre cuando apretamos una esponja en un recipiente de agua. 
El ejercicio físico es fundamental tanto para mantener la movilidad de la articulación como para mantener las capacidades físicas óptimas de los elementos que la forman (musculatura, sistema ligamentoso, tendinoso...).
  • Evitar deportes de alto impacto
Los ejercicios que implican una excesiva tensión, pueden acelerar el proceso degenerativo del cartílago articular. Actividades como saltar o correr parecen estar ligados directamente a un mayor desgaste de la articulación de la rodilla. Los deportes de contacto como el fútbol, el rugby o el baloncesto son, frecuentemente, uno de los factores que desencadenan la enfermedad, debido a las continuas cargas e impactos que sufren las articulaciones durante los saltos y carreras. Según un estudio publicado en la revista "Arthritis and Rheumatism", el 29% de los futbolistas de élite, el 31 % de los levantadores de pesas y el 14% de los corredores tienen riesgo de padecer artrosis por la practica deportiva a un alto nivel, las lesiones y el sobreuso de la articulación. 
En personas con artrosis, el ejercicio moderado es el más adecuado. Es preferible practicar actividades de bajo impacto como caminar, montar en bicicleta o nadar. Es conveniente utilizar zapatillas de deporte con un buen acolchado durante la práctica deportiva, para amortiguar los golpes del pie sobre el terreno y reducir el impacto sobre el resto de las articulaciones.
  • Evitar cargar objetos pesados
Es importante mantener una buena higiene postural, saber cómo debemos sentarnos correctamente (click aquí) y cómo levantar objetos sin riesgo de lesiones (click aquí)

¿REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO?
La capacidad de regeneración del cartílago articular es mínima, por no decir nula. Es un tejido avascular, aneural y alinfático. Ante una lesión en el cartílago, el objetivo que se busca es crear un tejido nuevo que se integre de forma totalmente armónica con el resto de tejidos que forman la articulación y cuyas características sean similares a las del cartílago original, con una superficie de fricción articular prácticamente lisa sin roce alguno. 
Hoy por hoy la intervención quirúrgica más utilizada con diferencia en el tratamiento de la artrosis es la artroplastia. Se trata de sustituir o reemplazar parte o toda la articulación dañada por una prótesis artificial. Una operación rápida, sencilla y con una fácil recuperación en la mayoría de los casos.

En las últimas décadas se han desarrollado diversos procedimientos quirúrgicos destinados a reparar las lesiones del cartílago. El Dr. Antonio Ríos Luna, especialista en traumatología y cirugia ortopédica afirma que "la utilización de condrocitos y otras células, combinadas con el desarrollo de nuevas tecnologías como la ingenieria de tejidos y la terapia génica, pueden hacer que un un futuro a corto o medio plazo, se pueda llegar a conseguir la regeneración definitiva de las lesiones del cartílago". 
Explicadas brevemente, estas son algunas de las más utilizadas:

1. PRIDE
Se trata de realizar pequeñas perforaciones en el hueso subcondral sano, para de esta forma estimularlo y permitir la formación de fibrocartílago, a través de las células madre pluripotenciales del hueso situado debajo del cartílago dañado.

2. MICROFRACTURA
Se realiza un curetaje del cartílago, es decir, se "raspa" todo el cartílago dañado hasta llegar a la última capa que limita con el hueso. A continuación, se realizan agujeros de unos 3 milímetros en el hueso. Esto produce un defecto artificial que producirá una hemorragia, la cual contiene células que pueden crear nuevo cartílago, aunque con propiedades biomecánicas diferentes al original, en la superficie de la articulación.

3. MOSAICOPLASTIA
ejemplo de mosaicoplastia
Recientemente se han propuesto otros métodos que no dependen tanto de la respuesta regenerativa y del reclutamiento de las células madre (como los dos anteriores), sino del autoinjerto. Esta técnica consiste en obtener varios cilindros de cartílago de zonas sanas donde no sea tan necesario y trocito a trocito ir implantándolos en la zona lesionada hasta cubrir toda la superficie. Hay que señalar que esta técnica no podrá ser utilizada si la superficie dañada es de gran tamaño. Otra dificultad añadida es la de conseguir reproducir la forma exacta y la curvatura de la superficie en concreto.

4. ACI
Se trata del "cultivo autólogo de condrocitos". En este caso, el paciente "se dona" a sí mismo cartílago intacto, el cual se reproduce mediante cultivo en un laboratorio (6 semanas) y después se implanta en los puntos dañados de la articulación. El principal inconveniente de esta técnica es el elevado coste económico y la necesidad de realizar 2 intervenciones. Una para extraer las células del cartílago de un punto sano, y otra para volver a implantarlas.  

Los factores que influyen a la hora de decantarse por una técnica u otra son entre otros: el tamaño y localización de la lesión, el nivel de actividad deportiva y laboral, el coste económico del procedimiento y las expectativas individuales en relación al resultado

miércoles, 19 de septiembre de 2012

¿QUÉ HACER ANTE UNA LESIÓN?


¿Qué hago inmediatamente tras sufrir una lesión? ¿Me pongo hielo, inmovilizo la zona? Las lesiones de los llamados tejidos blandos (tendones, músculos, ligamentos y fascias entre otros), tales como esguinces, distensiones, contusiones, sobrecargas o roturas fibrilares están a la orden del día, sobre todo en el ámbito deportivo. El protocolo o método "RICE" es el tratamiento inmediato por excelencia en este tipo de lesiones musculoesqueléticas. La importancia de esta técnica viene marcada por los beneficios que reporta una actuación rápida en el posterior desarrollo de una lesión.

El acrónimo "RICE" proviene de las siglas en inglés de los parámetros que componen dicho protocolo: Rest (reposo), Ice (hielo), Compression (compresión) y Elevation (elevación).
Antes de entrar a analizar cada componente, debe quedar claro que se trata de una medida de prevención primaria que se utiliza con el objetivo de minimizar de manera precoz las consecuencias de la lesión. Debe aplicarse en el momento de la lesión y durante las primeras 48-72 horas. No aplicable en lesiones graves que requieran atención médica inmediata.
  • REPOSO
Es importante entender que si hemos sufrido una lesión, nuestro cuerpo necesita un tiempo de inactividad, variable según el tipo y gravedad de la lesión, para recuperarse.
Reposo del segmento lesionado, es decir, reposo relativo. No se trata de permanecer 3 días tumbados en la cama sin movernos, sino de evitar el movimiento del segmento afectado y el gesto lesional. Se debe interrumpir la práctica deportiva durante las siguientes 48 horas hasta la valoración de un médico y fisioterapeuta. 
  • HIELO
No debe aplicarse directamente sobre la piel, sino proteger la zona con una toalla o paño para evitar quemaduras. Respecto al tiempo de aplicación existen distintas teorías, pero podemos resumir que lo ideal son aplicaciones de 20 minutos (no más), cada 2-3 horas. Según el libro de referencia de la crioterapia publicado por Knight KL (1996), la aplicación durante un tiempo menor de 5-10 minutos únicamente consigue enfriar la piel, no es efectivo.

Cuando aplicamos hielo, la temperatura superficial de la zona lesionada se reduce rápidamente, y a medida que va aumentando el tiempo de aplicación, se va reduciendo el metabolismo a nivel más profundo. El efecto del hielo en el tejido lesionado dependerá del tiempo de aplicación del frío y de la profundidad del tejido lesionado.

El principal efecto que se consigue con el hielo es la analgesia, es decir, la disminución del dolor por bloqueo de la conducción de los impulsos nerviosos por inhibición de las terminaciones nerviosas. Reduce el edema ayudando a la reabsorción del líquido intersticial. Además regula la inflamación (necesaria para la reparación tisular), no la detiene. 
El efecto del hielo disminuye el metabolismo celular por lo que reduce o evita la lesión hipóxica secundaria, es decir, la propagación de la lesión. El frío también ayuda a regular el tono muscular, reduciendo el espasmo muscular y la espasticidad.
Para conocer más sobre los efectos de la crioterapia os recomiendo leer la siguiente entrada: EL HIELO, UN GRAN ALIADO
  • COMPRESIÓN
protocolo RICE
La compresión disminuye de forma mecánica el espacio intersticial, consiguiendo de esta forma limitar la formación del edema. Además provoca una vasoconstricción que reduce el flujo sanguíneo intramuscular de la zona lesionada. Con ello reduce la inflamación y el metabolismo celular, con beneficios semejantes a los conseguidos con el hielo.
Es importante que el vendaje no esté demasiado apretado para evitar que corte la circulación o comprima estructuras nerviosas. Si se nota hormigueo, adormecimiento o cambio de color de la piel se debe aflojar inmediatamente el vendaje, o retirarlo y volver a colocarlo más flojo. Las consecuencias pueden ser fatales.
  • ELEVACIÓN
La justificación de la elevación se basa en los principios básicos de la fisiología. Una elevación de la zona lesionada por encima del nivel del corazón produce una disminución en la presión hidrostática y por lo tanto reduce la acumulación de líquido intersticial. La acción de la gravedad favorece el retorno venoso y evita la acumulación de sangre y otros líquidos devolviéndolos al sistema central.

ALGUNOS ERRORES FRECUENTES
  • No hacer una correcta recuperación
Son muchos los pacientes que al preguntarles sobre antiguas lesiones, reconocen no haber hecho ningún tipo de recuperación ni rehabilitación en el momento que sucedieron; "no me dolía en exceso y pensé que era poca cosa", "podía caminar y pensé que no era grave"
Casi siempre suele ser porque en el momento en el que ocurren, se cree que se trata de algo leve y que no hace falta ningún tratamiento. Sin embargo, casi siempre acaban reconociendo que con el paso de los meses o incluso los años, la "sensación de lesión"no ha terminado de desaparecer: "al hacer algún gesto o con determinados movimientos todavía noto algunas molestias".
La explicación es sencilla, por muy leve que parezca una lesión (y aunque en realidad lo sea), siempre es necesario llevar a cabo un correcto plan de recuperación. Una lesión no tratada o mal tratada, a la larga suele provocar complicaciones, recaídas y secuelas. Ante cualquier lesión visita a tu médico y a tu fisioterapeuta.
  • Toma de antiinflamatorios
Contrario a lo que la mayoría piensa, en una lesión, la inflamación no es algo negativo que debemos eliminar, sino todo lo contrario, se trata de un proceso necesario y esencial para la regeneración de los tejidos. La reacción inflamatoria es un proceso natural de curación de nuestro cuerpo, por lo que la toma de antiinflamatorios no ayudará a nuestro organismo en su tarea de cicatrizar y reparar los tejidos, sino que jugará en su contra. Lo que buscamos con el método RICE es controlar la inflamación pero nunca evitarla.
  • Exceso de hielo
Como he dicho anteriormente, el tiempo de aplicación no superará los 20 minutos cada 2-3 horas. Si bien es cierto que utilizando una toalla o paño entre la piel y el hielo es prácticamente imposible que se produzcan quemaduras, conviene no excederse en su aplicación por otros motivos.
Varios estudios han descrito daño neurológico tras la aplicación de hielo de forma continuada (más de 20 minutos), con pérdida temporal de la función motora y sensitiva. Si el hielo se retira el hielo a tiempo se puede recuperar, pero sino puede causar daños importantes (TR Malone, 1992).
Cuánto más superficial es el nervio periférico y más tiempo se aplica el hielo, mayor probabilidad de daño neurológico existe. 
  • Inmovilización total
La "R" del acrónimo "RICE" indica reposo, pero siempre será un reposo relativo. Debe ser sinónimo de descanso, no de inmovilización. Es decir, las posteriores 48-72 horas a la lesión se debe evitar volver a irritar la estructura lesionada, pero después el movimiento es el mejor tratamiento. Una correcta movilización de las estructuras ayuda a los tejidos a recuperarse de forma más rápida, a una correcta reorganización

CONCLUSIÓN
Hay que tener en cuenta que el método RICE es eficaz para lesiones leves y como medida primaria.
En ningún momento sustituye al posterior tratamiento de fisioterapia, esencial para la correcta recuperación de las estructuras lesionadas.
No se debe olvidar que ante cualquier tipo de lesión, se debe acudir inmediatamente al médico o servicio de urgencias donde le realizarán las pruebas y exámenes oportunos. Posteriormente visitar a un fisioterapeuta que se encargará del proceso de rehabilitación.


miércoles, 12 de septiembre de 2012

HÉROES PARALÍMPICOS


Tengo que reconocer que es la primera vez que sigo con atención, y dicho sea de paso, con mucha admiración, las competiciones de los deportistas paralímpicos. Impresiona y emociona, es casi imposible evitar que se escape alguna lágrima. Jugadores de baloncesto y de tenis en silla de ruedas, jugadores de fútbol invidentes tras un balón con cascabeles, nadadores con dos extremidades, ciclistas pedaleando con los brazos o lanzadores de tiro con arco con la boca. Pero todos tienen algo en común; una sonrisa envidiable en su rostro y una alegría desbordante que traspasa la pantalla y consigue llegarte muy adentro.

PRÍNCIPE DE ASTURIAS DE LOS DEPORTES
Varios acontecimientos recientes han hecho que todos los éxitos conseguidos en estos días por los deportistas paralímpicos, se vean si bien no empañados, si poco reconocidos.
La misma semana que se disputaban los Juegos Paraolímpicos de Londres 2012, en España se entregaba el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes. ¿Qué mejor momento para premiar por primera vez en la historia del galardón al deporte Paralímpico?

Pues no, como sabéis en esta ocasión el premio recayó sobre Xavi Hernandez e Iker Casillas, "por representar a las mil maravillas los valores deportivos". Sin duda lo merecen, ambos futbolistas representan muchos de los valores que el deporte pretende inculcar (amistad, compañerismo...), pero sinceramente; ¿Era el momento más oportuno para reconocérselo, después de que el mismo galardón fuera entregado en 2010 a la Selección Española de Fútbol, entre los que se encontraban el dúo Xavi-Iker? ¿A nadie se le ocurrió ser un poco más innovador y mirar más allá del fútbol?

Lo peor no fue la falta de originalidad, sino la falta de tacto. Lo malo es que dejaron escapar una oportunidad única para premiar a una parte del deporte y de la sociedad, en general infravalorada y poco reconocida, que reúne esos mismos valores y a los que se le añaden otros muchos como la superación, la falta de ayudas y la lucha diaria por adaptarse a un mundo lleno de barreras. Como dice José Ruiz en su artículo del periódico AS, "quizá este era el momento oportuno para reconocer el tremendo valor de atletas que no viven del deporte, sino de su trabajo diario y que surten a España de más medallas que otros deportistas que cuentan con todos los medios y ventajas posibles. Quizá este era el  momento de demostrar al mundo que hay deportistas de élite que no ganan millones, no protagonizan anuncios, no conducen coches de lujo, ni viven en mansiones, pero con esfuerzo superan los éxitos de otros deportistas que no tienen sus limitaciones".

En mi opinión, lo tuvieron delante de sus narices y no supieron o no quisieron darse cuenta. El jurado dejó escapar una oportunidad histórica de premiar y valorar como se merecen por una una vez a aquellos a los que la sociedad no premia todos los días. A aquellos que no tienen contratos millonarios, fama ni reconocimiento, pero que luchan y pelean más que nadie por conseguir sus sueños, que en definitiva es el mejor premio que alguien puede recibir. Pero está feo, y si lo que querían era personificar en alguien concreto el premio, lo tenían muy fácil premiando a Teresa Perales, que ha consiguido su vigésimo segunda medalla en unos JJ.OO, igualando la leyenda del mejor nadador olímpico de todos los tiempos, Michael Phelps.

"LA ROJA COJA"
Pero esta no ha sido la única noticia que ha "ensombrecido" la elogiable actuación de nuestros deportistas paralímpicos en estos Juegos. En esta ocasión, el que desató la polémica en twitter y otras redes sociales fue el presidente del Comité Paralímpico Español, Miguel Carballeda.
El también máximo dirigente de la ONCE se metió en un buen charco por referirse a la delegación española con un adjetivo poco afortunado. Carballeda calificó a los atletas como "La Roja Coja", en el acto de recepción a los atletas con el presidente del Gobierno. Fueron muchos los ofendidos que consideraron el comentario como una falta de respeto y totalmente fuera de lugar. Otros lo entendieron como una broma y no le dieron mayor importancia. Sin embargo, aunque el comentario no se dijese en tono despectivo, sorprende que precisamente fuera el presidente del Comité Paralímpico el que utilizase la discapacidad como comentario jocoso. Creo que sin malicia pero en el momento y lugar equivocado.

Varias han sido las noticias que han empañado de alguna manera el tremendo éxito de los Juegos Paralímpicos 2012, que este año volvían a casa, a Londres, de donde surgieron por primera vez, en el Hospital Stoke Mandeville en 1948. Un éxito sin precedentes, se vendieron 2,7 millones de entradas (900.000 más que en Pekín) y todas las sedes se encontraban abarrotadas, sobre todo en las competiciones estrella como son la natación y el atletismo, donde se han impuesto 275 nuevas plusmarcas mundiales. La delegación española también lo ha dado absolutamente todo, consiguiendo un total de 42 metales y colocándose en el décimo puesto del medallero. Un papel destacado ha sido el de la nadadora parapléjica Teresa Perales (un oro, tres platas y dos bronces) y Sebastían "Chano" Rodríguez (dos platas y un bronce).

HISTORIAS CON NOMBRE PROPIO
En 2007, Derek Derenalagi  fue declarado muerto en combate tras un ataque talibán en Afganistán. Tenía 33 años. Pasó ocho días en coma y al despertar vio que había perdido las dos piernas. Su carácter luchador le hizo afrontar esta nueva etapa de su vida con determinación. "No había que mirar atrás, no había tiempo para las lamentaciones, había que mirar al futuro. Tenía la oportunidad de tener una nueva vida y poder intentar inspirar a otros". Juré que lo haría". Durante su recuperación vio por televisión los Juegos Paralímpicos de Pekín, para él, el deporte formaba entonces parte de su rehabilitación con los fisioterapeutas. Algo cambió en su interior ese día y fijó una fecha en el calendario: Londres 2012. Cinco años después estaba allí y estas fueron sus palabras tras la competición: "No soy un súper hombre, pretendía poner una sonrisa en la cara de la gente, especialmente de alguien que haya perdido una pierna y piense que ya no puede hacer nada. Servir de inspiración a alguien en esas circunstancias es para mí el mejor premio que podría recibir".

Martine Wright
En 2005, Martine Wright se encontraba de camino a su trabajo cuando leyó en el periódico un artículo sobre la designación de Londres como sede de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos 2012, pero nunca pensó que ella iba a participar. Un día después, Wright fue víctima de los atentados terroristas en el metro de Londres. Una de las bombas explotó en el vagón que ella viajaba, pero ese día no le tocaba morir. Perdió las dos piernas y estuvo diez días en coma.
Unos años después, mientras se entrena para representar a su país, Gran Bretaña, en la prueba de voleibol, dice sentirse una afortunada. "No me lo puedo creer, no puedo pedir más. Vivo un sueño. El objetivo es salir y hacerlo lo mejor posible. Tenía muchas ganas de encontrar un nuevo reto, después de perder mis piernas, probé otros deportes, pero me enamoré del voleibol sentado". La sonrisa en su rostro lo dice todo.

Oscar Pistorius
También merece una mención especial el caso del atleta Oscar Pistorius, a quien con 11 meses le amputaron las dos piernas debido a una deformidad congénita. Nació sin peronés. Para correr utiliza unas prótesis de fibra de carbono. Además de participar en las competiciones paralímpicas, Pistorius vio este año cumplido su sueño, al calificar para los JJOO de Londres 2012. Aunque su participación no estuvo exenta de polémica, de esta forma se convirtió en el primer amputado en participar en una cita olímpica.

Pero no son los únicos, detrás de todos y cada uno de estos deportistas existe una dura y conmovedora historia personal que desaparece cuando empiezan a competir. Ejemplos indiscutibles de superación y perseverancia, muestras envidiables de fortaleza y lucha, esfuerzos titánicos por conseguir sus sueños y éxitos. Cada gota de sudor, cada lágrima de rabia, cada grito de alegría esconden su discapacidad, invisible en los resultados, en las marcas superadas y en las barreras derribadas.

Sin embargo, después de todo, se le queda a uno un extraño y amargo sabor de boca. La desagradable y triste sensación del poco reconocimiento a todos los niveles que reciben estos héroes del deporte y la competición, pero sobre todo de la vida.

¡En homenaje a todos ellos, este post va por vosotros!






Imprimir