sábado, 21 de septiembre de 2013

LA MÚSICA COMO MEDICINA


Hace unos 2500 años, Platón dijo: "La música es para el alma, lo que la gimnasia para el cuerpo". Lo cierto es que desde que el ser humano tuvo acceso a reproducir música con cierta autonomía, ésta ha sido uno de los recursos naturales más utilizados para modificar o intentar cambiar nuestro estado de ánimo.

¿Cuántos de nosotros no hemos recurrido alguna vez a la música para "potenciar" un estado anímico? Diferentes estilos y tipos de música según el momento. Ya sea par animarnos, para ponernos las pilas de camino al trabajo, para sobrellevar con más energía una jornada de limpieza en casa o para desconectar con música relajante al final de un día ajetreado. Muchas personas utilizan también la música antes de dormir porque les ayuda a conciliar el sueño. ¿Y que me decís de esos días grises que no apetece hacer nada? Ya sea para sumergirnos un poco más en ese estado melancólico o para intentar salir de él, la música siempre es un buen recurso.

Si bien los estímulos musicales se vienen empleado desde hace años dentro de contextos médicos, lo cierto es que hasta hace poco, éste era un recurso de algún modo "intuitivo" basado en la experiencia.
Sin embargo, de acuerdo a los últimos estudios y análisis realizados, parece que hoy tenemos argumentos contundentes para afirmar que la música es una potente herramienta complementaría de curación.

DISMINUYE LA ANSIEDAD
Linda Chlan y su equipo de la Universidad de Columbus (EEUU), realizaron una investigación durante 5 años (2006 - 20011), en la que examinaron a 373 pacientes con insuficiencia respiratoria aguda que necesitaban ventilación mecánica, ingresados en 12 Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs) de cinco hospitales de EEUU.
"Este tipo de pacientes suelen recibir sedación intravenosa y altas dosis de analgésicos, lo que está asociado a efectos secundarios como bradicardia, hipotensión, inmovilidad, debilidad y delirios. Y aun así siguen experimentando niveles significativos de ansiedad", explicaron los autores del estudio que fue publicado en la revista "Journal of the American Medical Association".

De todos los pacientes, un grupo recibió los cuidados convencionales para esta enfermedad y el otro grupo, además de las medidas normales, recibió terapia musical como complemento.
Los resultados fueron los siguientes: a los 5 días, los pacientes que habían sido tratados con musicoterapia, además de la medicación, habían reducido su ansiedad un 36,5%, mientras que en el resto de los pacientes que recibían sólo la medicación habitual, la reducción fue de un 19,5%.
Durante la investigación observaron que si los pacientes eran los que elegían las canciones y el momento del día en el que querían escucharlas, el cambio era todavía más notable. "Los que escuchaban sus canciones favoritas, reducían su ansiedad hasta en un 38%, lo que supone tener que recibir dos dosis menos de sedación", explican los responsables de la investigación.

OTROS BENEFICIOS
Recientemente, un grupo de psicólogos de la McGill University de Canadá, realizaron un extenso análisis de 400 estudios científicos anteriores. Las conclusiones obtenidas fueron publicadas por Mona Lisa Chanda y Daniel Levitin, bajo el título "The Neurochemistry of Music". Los autores lograron identificar cuatro áreas médicas en las que la música puede jugar un papel importante:
  • Recompensa, motivación y placer: por ejemplo, ayudar a tratar desórdenes alimenticios.
  • Estrés: reducir la ansiedad.
  • Inmunidad: fortalecer nuestro sistema inmunológico.
  • Afiliación social: facilitar la construcción de lazos afectivos y la cooperación.
En dicho análisis, los autores destacan por ejemplo 15 estudios que prueban que la música relajante reduce la presencia de cortisol (la hormona que produce el estrés). Pero seguramente, el más preciado "descubrimiento", es un estudio que asegura que los pacientes que escucharon música placentera antes de someterse a una operación, mostraron menores niveles de ansiedad que aquellos pacientes a quienes se les administró diazepam (un fármaco muy utilizado para tratar los estados de ansiedad, con propiedades relajantes), en circunstancias similares.

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES
Los beneficios de la musicoterapia también han sido objeto de numerosos estudios en pacientes con enfermedades cardiovasculares. Una revisión publicada en "The Cochrane Library" analiza los efectos que tiene la música en este tipo de pacientes.

Ante situaciones de pánico o miedo, nuestro organismo se defiende y el sistema nervioso simpático se activa y se libera adrenalina y noradrenalina. Sustancias cuya función consiste en aumentar la frecuencia cardíaca y la presión arterial, fundamental en determinadas situaciones para asegurar el flujo sanguíneo adecuado. Sin embargo, si se produce en exceso puede ser nocivo para el corazón, especialmente para las personas con problemas cardíacos previos, ya que tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones. En este punto es donde la música parece desempeñar un papel relevante.

Los autores analizaron  23 ensayos clínicos con un total de 1.461 participantes, donde se comparan los resultados de los pacientes que recibieron los cuidados convencionales y los de aquellos que, además, escucharon música durante su hospitalización como medida terapéutica.
Las conclusiones de la revisión indicaron que escuchar música reduce de forma notable el ritmo cardíaco y la presión sanguínea y que disminuye la ansiedad en pacientes con infarto de miocardio. En concreto, escuchar música escogida por el propio paciente reduce el ritmo cardíaco en 6,44 latidos por minuto
La influencia que ejerce la música sobre nuestro organismo es tal, que en algunos hospitales de Estados Unidos se utiliza la música durante 15 minutos antes de someterse a una cirugía y en algunos también durante la intervención.

Teniendo en cuenta los resultados de estas y otras investigaciones, desde hace un tiempo la terapia musical apunta alto como medida complementaria y, de hecho ya se está utilizando también en algunos hospitales de España. Es el caso por ejemplo de la UCI pediátrica del Hospital Universitario La Paz, en Madrid. Francisco Ruza, pediatra y director del master de musicoterapia explica; "llevamos seis años trabajando con esta terapia complementaria y hemos hecho un estudio [publicado en "Journal of Music Therapy"] que confirma sus beneficios sobre algunos parámetros biológicos (al margen de la medicación): reduce la frecuencia cardíaca, la respiratoria y la saturación y, además aumenta el grado de tranquilidad de los niños ingresados".

UNA FORMA DE COMUNICACIÓN
Uno de los mayores logros de la musicoterapia lo encontramos dentro del campo del autismo, debido a su capacidad de atravesar la barrera entre el paciente y su entorno, estableciendo así un puente de interrelación entre ambos.  Utilizar la música en estos casos, permite a las personas autistas la oportunidad de experimentar la estimulación exterior, sin el miedo al peligro, ya que no se ven involucrados en el contacto humano directo. Además es destacable la tremenda atracción y el interés hacía la música que presentan muchos niños autistas.

En los primeros pasos de una relación, los autistas tienden a ignorar o rechazar el contacto social con los demás. La música ayuda a detener ese aislamiento a través de la relación con los instrumentos musicales. En lugar de ver el objeto como una amenaza, los niños autistas suelen verse atraídos por la forma y el sonido del mismo. Por lo tanto, el instrumento musical les proporciona un punto de partida de contacto y comunicación entre ellos y el mundo, actuando como intermediario.
Como dijo el escritor Aldous Huxley: "Tras el silencio, aquello que mejor puede expresar lo inexpresable es la música".

Todo ello sugiere la posibilidad de que la música se consolide como una herramienta terapéutica complementaria, en sustitución a las decenas de fármacos que se consumen masivamente en la actualidad (anti-depresivos, ansiolíticos, etc). Evitando así los efectos secundarios y el desembolso del elevado coste de muchos de estos fármacos.
En definitiva, los puntos a favor de la terapia musical son muchos y aunque los resultados son muy prometedores, habrá que seguir investigando en ello. 

Antes de acabar, me gustaría explicaros una experiencia que tuve hace unos años cuando trabajaba en un centro geriátrico. Se trataba de un mujer de 92 años que tenía Alzheimer. Cuando la conocí, la enfermedad todavía no estaba muy avanzada. Cuando hablaba con ella siempre me decía que le encantaba la música y que cuando era joven lo que más le gustaba era cantar y bailar. Recuerdo que los últimos meses que yo estuve allí prácticamente ya no caminaba ni hablaba, casi siempre estaba sentada y adormilada. Sin embargo, cuando escuchaba música que le gustaba (tangos y pasodobles sobre todo), se levantaba de la silla e incluso intentaba "bailar" como podía. Se le veía feliz, era el único momento del día que se le veía activa; era como si su demencia "retrocediera y diera marcha atrás" durante unos minutos. La música le regalaba los únicos momento de "lucidez" que tenía a lo largo del día. Le daba vida.

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

martes, 20 de agosto de 2013

REINAS DEL DEPORTE


El deporte femenino español está viviendo, sin ninguna duda, su mejor momento y prueba de ello son las 12 medallas conseguidas en los pasados Mundiales de Natación de Barcelona 2013. Una más que en la anterior cita de Roma 2009; todas ellas con nombre de mujer.
Si en los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012 fueron 11 de 17 las medallas logradas por mujeres, en esta ocasión han sido todas.

Sin embargo, el mundo del deporte parece no darse cuenta de la realidad actual, ya que la igualdad entre hombres y mujeres en lo que al tema deportivo se refiere, todavía está muy lejos de ser una realidad. De hecho, las oportunidades socio-económicas y profesionales en el mundo del deporte, no son ni de lejos, las mismas para ellas que para ellos. Sin embargo, lejos de rendirse ellas siguen luchando y el éxito cosechado en estos Mundiales de Natación de Barcelona 2013, no ha hecho sino corroborar una tendencia que sigue creciendo desde hace unos años.

Haciendo un breve repaso de lo que han dado de sí este campeonato, vemos que una vez más, como viene siendo habitual en las grandes citas deportivas, ellas fueron las grandes protagonistas de la historia. El equipo de natación sincronizada, con Ona Carbonell a la cabeza y bajo la dirección de un equipo técnico renovado casi por completo, supo mantener el nivel y volver a brillar como nos tienen acostumbrados. Consiguieron 7 medallas en total, subiendo al podio en todas y cada una de las pruebas disputadas.
Ona Carbonell
La natación sincronizada, ese deporte del que siempre esperamos recibir unas cantas alegrías y que siempre es el que más medallas cosecha para "casa". El mismo que queda en el más absoluto olvido cuando se apagan los "focos olímpicos", y del que nada se sabe, polémicas a parte, durante los 4 años siguientes.

No quiero dejar pasar esta oportunidad, para hacer referencia a la mujer que ha llevado a la natación sincronizada española a lo más alto. Después de 26 años en activo y ya retirada, Gemma Mengual se ha convertido en un referente de este deporte a nivel mundial y es una de las deportistas españolas con mejor palmarés.
Sin embargo, todo ello parecieron no ser razones suficientes para otorgarle el Príncipe de Asturias de los Deportes en el año 2009. Eso sí, el jurado no se cortó ni un pelo en otorgar el mismo galardón en 2012 a los futbolistas Iker Casillas y Xavi Hernández, por su "juego limpio y compañerismo más allá de la rivalidad Barça-Madrid". Algo que sorprende todavía más si tenemos en cuenta que dos años antes, el premio fue a parar a la Selección Española de Fútbol, de la que también son integrantes ellos dos. Un poco de seriedad por favor.

Volviendo al Mundial de Barcelona y con el buen sabor de boca que nos habían dejado los 7 metales de la sincronizada, daba comienzo en la piscina del Palau Sant Jordi la competición de natación.
La primera alegría llegaba el primer día: plata para Melani Costa en 400 metros libre.
Melani empezó el camino y a partir de ahí, pudimos ver la espectacular actuación de Mireia Belmonte, la que ya es considerada la mejor nadadora española de la historia.
Empezó consiguiendo el bronce en 200 metros estilos y la siguiente no se hizo esperar, esta vez sería de plata en 200 metros mariposa (ver vídeo).
Mireia puso el broche final a estos Mundiales en la última jornada logrando su tercera medalla, plata en 400 metros estilos (ver vídeo).

La guinda del pastel llegó de manos del equipo femenino de waterpolo. Las "guerreras" pusieron el broche de oro al Mundial de Barcelona, proclamándose campeonas del mundo. Las de Miki Oca demostraron estar también en su mejor momento, después de haber sido subcampeonas olímpicas en Londres 2012.

Mireia Belmonte
Sin embargo, las alegrías no habían terminado para ella. Pocos días después de haber finalizado el Mundial de Barcelona, Mireia batió el récord del mundo en los 800 metros libre en piscina corta, convirtiéndose en la primera mujer que rompe la barrera de los 8 minutos. Belmonte paró el crono en 7:59.34, casi dos segundos por debajo de la anterior plusmarca mundial que poseía Camile Muffat. Aunque cueste creer, la cosa no acabó aquí, Berlín iba a ser testigo de su segundo récord mundial. Sólo un día después, Mireia Belmonte se volvía a lanzar a la piscina para batir el récord del mundo de los 400 metros libre en piscina corta, con un tiempo de 3:54.85.

UN ESPACIO PARA ELLOS
A pesar de estos y otros muchos éxitos de las mujeres a lo largo de la historia del deporte, la triste realidad es que la sociedad y la cultura han otorgado al deporte, desde sus inicios, un espacio muy limitado a los hombres. Aunque es cierto que estos mitos se han ido transformando, a golpe de cambios sociales y culturales, todavía persiste en muchas sociedades una visión, totalmente estereotipada, del deportistas como el hombre fuerte, joven y sano.

Aunque afortunadamente eso está cambiando, actualmente todavía se observa que el acceso de las mujeres al sector deportivo, es más lento que el que se produce en otros ámbitos sociales. Una de las causas que podemos destacar, es la permanencia de los estereotipos sociales de genero, que dificultan el acceso de las mujeres a los roles considerados de hombres.

El deporte, sobre todo en la era antigua, fue construido por y para los hombres, como una forma de exhibición de las cualidades físicas y morales masculinas.
En ese contexto, la presencia de las mujeres ha estado prohibida durante mucho tiempo a todos los niveles. En la época clásica, los Juegos de la antigua Olimpia estaban reservados exclusivamente a los hombres, tanto en el papel de participantes como en el de espectadores.
Ya en la era moderna, la cosa tardó mucho en cambiar. De hecho, el francés Pierre de Coubertin, el creador de los Juegos Olímpicos Modernos, se opuso a la participación de las mujeres hasta su muerte.

Fue en el año 1900, cuando las mujeres pudieron competir por primera vez en un acontecimiento olímpico. Fueron las francesas Filleaul Brohy y Marie Ohnier, en los JJ.OO de París 1900. Sólo participaron 7 mujeres de un total de 1.066 deportistas.
Sin embargo, no fue hasta 1928, en Amsterdam, cuando finalmente tuvieron lugar los verdaderos comienzos olímpicos de las mujeres, con cerca de 300 deportistas, casi un 10% del total. El crecimiento continuaría en 1976 (Montreal) con un 20% de mujeres en unos Juegos, un 25% en 1988 (Seúl) y un 35% en Atlanta 1996.
Los Juegos de Sidney del año 2000 marcaron un gran paso hacia la igualdad entre hombres y mujeres, cuando Baréin envió por primera vez en su historia, a dos mujeres a los Juegos Olímpicos. En Atenas 2004, cuna de los Juegos, fue Afganistán el país que contó con presencia femenina en su delegación, también por primera vez. Ese año, las mujeres ya suponían el 40,7% de la totalidad de los atletas.

En la siguiente cita, Pekín 2008, fueron los Emiratos Árabes Unidos los que enviaron a mujeres por primera vez a unos Juegos. En el año 2010, el Comité Olímpico Internacional anunció a los tres países que todavía no habían incluido a mujeres en su delegación, que debían permitir y facilitar la participación de ellas en los próximos Juegos.
De esta forma, los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fueron los primeros en la historia, en los que todos los países participantes, incluyeron mujeres en su equipo. Del total de los 10.523 atletas, un 44,27% eran mujeres en esta ocasión.

El acceso de las mujeres al deporte de cualquier nivel, es ya un hecho que no tiene barreras en las normas deportivas. Sin embargo, otros aspectos como la igualdad económica, la igualdad de apoyos técnicos, la igualdad de presencia en los medios de comunicación y en puestos de cargos directivos, todavía están lejos de ser una realidad.
Distintas voces procedentes de asociaciones deportivas femeninas y de otros organismos de defensa de la igualdad entre mujeres y hombres, vienen exigiendo el reconocimiento de una cultura deportiva femenina, en la que la mujer sea considerada "sujeto deportivo" en términos de equidad con el hombre a todos los niveles. Tanto en el trabajo de la información y la comunicación deportiva, así como en la distribución de recursos técnicos, materiales, económicos y humanos.

Antes de acabar, me gustaría rescatar una entrevista realizada a Mireia Belmonte, tras su gran actuación en las últimas competiciones disputadas. Ante la pregunta de si le interesa el fútbol, responde: "lo que me parece tremendo es que yo bata dos récords del mundo y en la mayoría de periódicos, la noticia ocupe el mismo espacio que la publicidad del día".
A lo que posteriormente añade: "ayer todos los periódicos hablaban de que los de la selección de fútbol iban a meterse muchas horas en un avión para un partido, pero van en primera y seguro que les acompañan cien personas entre médicos y fisios. En mi caso, el trayecto entre Eindhoven y Berlín lo hice en autobús, fueron 9 horas con las piernas totalmente encogidas, yo corrí con los gastos y no tuve ni fisio, ni médico, ni nada. Soy la primera mujer en bajar de los 8 minutos en la historia de la natación, pero es más importante el rumor de un posible fichaje o el color de pelo de Sergio Ramos".
Kathrine Switzer

Por último, para terminar esta publicación, me gustaría nombrar y destacar a Kathrine Switzer. Seguramente a la mayoría de los lectores no les suene de nada, pero su historia siempre será recordada.
Corría el año 1967 cuando se celebró la maratón de Boston y la participación de las mujeres estaba totalmente prohibida. Ella se inscribió bajo el seudónimo de KW Switzer para no ser descubierta y se convirtió en la primera mujer en participar en una maratón, con su dorsal correspondiente, como una atleta más. Uno de los comisarios, al darse cuenta de que se trataba de una mujer, se abalanzó sobre ella en plena carrera para intentar detenerla. La sorpresa de todos vino cuando los hombres que corrían a su lado, la defendieron y le escoltaron hasta la meta para que pudiera terminar su carrera.
Ella es un buen ejemplo de cómo los pequeños gestos pueden desmontar falsos mitos y cambiar el rumbo de una sociedad.
Las imágenes de ese momento dieron la vuelta al mundo y se han convertido en un símbolo de la lucha por la igualdad. Desde entonces están incluidas en el libro "Las 100 fotos que cambiaron la historia", de la reviste Time.



miércoles, 31 de julio de 2013

LOS BENEFICIOS DE UN BUEN CULO


Es uno de los atributos estéticos en el que todos, con mayor o menor frecuencia nos fijamos cuando alguien nos gusta, ya sea hombre o mujer; un buen culo.
Al margen de la valoración estética de cada uno (para gustos los colores), lo cierto es que tener un culo firme es sinónimo de salud. Los glúteos son los músculos que le dan forma y son los encargados de estirar nuestra cadera y de mantenernos erguidos, de pie, lo que constitye uno de nuestros mayores logros evolutivos.

Como veremos a continuación, el estado y la calidad de la musculatura glútea condicionará en gran medida nuestro bienestar y salud. En esta publicación intentaré definir desde el punto de vista anatómico y biomecánico esta parte del cuerpo, y explicaré la importancia que tiene trabajarlo de forma correcta para que sea funcional.

Respecto a la evolución humana, este grupo muscular se ha ido adaptando a lo largo de los años. Cuando todavía nos desplazábamos a 4 patas (cuadrupedia), la musculatura glútea tenía una función básicamente locomotora, para impulsar las extremidades posteriores. Al pasar a caminar sobre dos piernas (bipedia), los glúteos pasaron a adquirir una importante función estabilización de la cadera, que nos mantiene erguidos tanto en bipedestación estática como durante la marcha.

La musculatura glútea está formada por un grupo de 3 músculos; glúteo mayor, glúteo medio y glúteo menor.
  • Glúteo mayor
Es el más grande y de mayor extensión de los tres. Se inserta medialmente en la pelvis y es el que proporciona la "forma" característica del culo. La más importante y la que más nos interesa a nivel funcional es su función estabilizadora, tanto a nivel de la cadera como de la rodilla, a través de su inserción lateral en la fascia lata.
Un buen estado del glúteo mayor, proporcionará la tensión adecuada en la fascia lata, que llega hasta la rodilla, evitando que se produzca un valgo dinámico (factor de riesgo de lesión del LCA si va acompañado de un movimiento de rotación interna y un desplazamiento anterior de la tibia).
  • Glúteo medio
Junto al glúteo mayor, es el otro gran estabilizador de la pelvis y es uno de los principales abductores de cadera. Se sitúa en la parte lateral de la pelvis y presenta una forma de abanico que termina en un potente tendón que se inserta en el trocánter mayor del fémur.
Un buen tono del glúteo medio nos permite mantener la pelvis recta cuando nos encontramos en posición unipodal (apoyo sobre una pierna). La función normal del glúteo medio durante la marcha es contraerse, para mantener la pelvis alta cuando la pierna contraria despega del suelo y se desplaza hacia delante para hacer el paso.
Sin embargo, una debilidad del glúteo medio hará que no fije correctamente la pelvis y ésta "caiga" y se incline lateralmente, lo que se conoce como marcha de Trendelenburg.

Trendelenburg
Para detectar la marcha de Trendelenburg se utiliza un test que lleva su mismo nombre. Durante el mismo, el sujeto permanece en bipedestación estática con la pelvis fija. A continuación debe flexionar una pierna y quedar en apoyo unipodal sobre la pierna contraria. Si el estado del glúteo medio de la pierna de apoyo es correcto, hará que la pelvis se mantenga fija (imagen A). Sin embargo, el tes será positivo cuando la pelvis caiga o se inclina lateralmente, indicando una debilidad del glúteo medio de la pierna de apoyo (imagen B).

De hecho, se llegó a decir que el sensual movimiento de caderas del que Marilyn Monroe presumía al caminar, se debía precisamente a esta condición de marcha de Trendelenburg. De modo que puede ser que el atributo más característico de uno de los principales símbolos sexuales de todos los tiempos, sólo fuera el resultado de una debilidad muscular, que provocaba que su pelvis se inclinase hacia los lados con cada uno de sus pasos.
  • Glúteo menor
Como indica su nombre, es el más pequeño de los tres, por eso también es el más débil o el que es capaz de generar menos fuerza de todos. A nivel de estabilidad, ayuda al glúteo medio en su función de soporte y estabilización de la pelvis durante la marcha.

Si nos centramos en las acciones dinámicas que realiza cada uno, encontramos que el glúteo mayor es el principal extensor de cadera y también actúa como rotador externo. Por su parte, el glúteo medio realiza la abducción de cadera (elevación lateral de la pierna), ayudado también por el glúteo menor. Tanto el glúteo medio como el menor también participan en la rotación de cadera, dependiendo de la dirección de sus fibras en cada porción del músculo, actuarán como rotadores internos o externos.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE TRABAJAR LOS GLÚTEOS?
Son muchas las razones por las que es importante trabajar esta musculatura, no sólo por los numerosos beneficios que podemos obtener, sino también por la cantidad de lesiones que podemos evitar gracias a un estado óptimo de nuestros glúteos.

En concreto, me centraré a continuación en la estrecha relación que existe entre los dolores de espalda y el papel que desempeñan la musculatura glútea en la articulación de la cadera.
Hace millones de años, nuestros antepasados comenzaron a caminar erguidos y fueron evolucionando hasta llegar a mantenerse de pie y caminar sobre dos piernas. Sin embargo, tras evolucionar a la bipedia, hemos seguido "evolucionando" hasta la "culopedia", donde nos pasamos una media de 8-10 horas al día sentados (eso en el mejor de los casos, cuando no son 12 o 13).

Estando sentados la cadera queda en posición de flexión permanente. A continuación veremos como afecta esta condición al resto del cuerpo.
Tomando prestados los interesantes términos que utiliza el compañero Jose en su blog (click aquí), explicaré la relación entre la musculatura glútea y el dolor de espalda. Mencionaré 3 grandes grupos musculares, a los cuales llamaremos; "los quemados", "los ociosos" y "los que se quejan". 

Los músculos flexores de cadera son aquellos que, como su nombre indica, al contraerse flexionan la cadera. Teniendo en cuanta que el estar sentados, la cadera queda en posición de flexión, es fácil entender que estos músculos permanecen contraídos durante todo el tiempo que estamos sentados.
Como ya sabemos, una contracción de cualquier músculo mantenida en el tiempo, termina convirtiéndose en una contractura y en consecuencia el músculo acaba acortándose. 
Por ejemplo, es el caso del músculo psoas ilíaco, un importante flexor de cadera, que une la zona lumbar con el fémur y que al acortarse, genera una importante fuerza de tensión sobre la zona lumbar y puede acabar generando dolores de espalda (lumbalgias).
Por lo tanto, los músculos flexores de la cadera pertenecen al grupo de "los quemados", que trabajan continuamente. 

Por ley, cuando un grupo muscular se contrae (agonista), el grupo contrario (antagonista) se relaja. Ejemplo; la contracción del bíceps implica necesariamente una relajación del tríceps.
En consecuencia, todas esas horas que estamos sentados, es tiempo en el que los músculos flexores están trabajando y por lo tanto los extensores de la cadera están relajados, sin hacer nada. Como sabemos, un músculo que no se contrae y que no trabaja, tiende a atrofiarse y a perder fuerza. Este sería el caso de la musculatura glútea (principal extensora de la cadera).
Por lo tanto, los extensores de cadera (glúteos), pertenecen al grupo de los "ociosos"

La consecuencia de esta falta de trabajo por parte de los extensores de la cadera, hace que todo el trabajo y la tensión que ellos deberían soportar, se transmita el tercer grupo de músculos en cuestión; los extensores de la columna (grupos de músculos compactos y alargados que recorren la columna).
Los extensores de la columna se ven obligados a asumir el trabajo de mantenernos erguidos, mientras que el principal responsable de esta acción, el glúteo mayor, "se ha olvidado de lo que tiene que hacer". 
Lógico entonces, que los extensores de columna sean "los que se quejan", manifestándose en forma de dolor de espalda. 

¿CÓMO TRABAJAR LA MUSCULATURA GLÚTEA?
Para empezar sería muy interesante cambiar nuestro hábitos posturales, reduciendo el tiempo que pasamos sentados. Si es en casa no valen excusas, levanta del sofá y vete a dar un paseo. Si tu trabajo te obliga a estar sentado el asunto se complica un poco más, pero es muy recomendable levantarse frecuentemente de la silla, ya sea para ir el baño, para beber agua o para hacer fotocopias. Se recomienda levantarse unos 5 minutos por cada hora de trabajo. Con ello evitaremos las posturas mantenidas delante del ordenador, principal enemigo de las contracturas de espalda y haremos trabajar a los "músculos ociosos", los extensores de la cadera.
Ejemplo sentadillas

Cuando ya tengamos el hábito del ejercicio físico, el siguiente paso será un entrenamiento específico de la musculatura glútea. Podemos trabajar cada uno de los músculos por separado, reproduciendo cada una de las acciones dinámicas que realizan, contra resistencia.
También se pueden trabajar de manera conjunta, con trabajos más globales y sencillos como por ejemplo subir escaleras o realizando sentadillas.
A continuación podéis ver en este vídeo (click aquí)  una batería de ejercicios para tonificar los glúteos.
Recordar también la importancia de realizar estiramientos de esta musculatura a menudo, para mantener las fibras musculares en buen estado. 

CONCLUSIÓN
Tener unos glúteos firmes y en buen estado es sinónimo de salud y de prevención de lesiones. Por lo tanto, a partir de ahora, a la hora de trabajar y tonificar los glúteos, pensar en los beneficios que aportará a vuestra salud y a vuestro cuerpo, más allá del atractivo físico y estético. 
Llegados a este punto, es importante remarcar también la importancia de obtener unos buenos resultados a través del ejercicio físico, moderado y progresivo, sin obsesiones ni excesos. Y sobre todo, no a través del inmenso abanico de productos de cirugía y estética con los que nos bombardean constantemente.
A mover el culo!



domingo, 2 de junio de 2013

MITOS Y LEYENDAS

Hace un par de días leí un artículo que hablaba sobre algunos mitos relacionados con la salud y la alimentación. Me pareció sorprendente lo tremendamente arraigados que están algunos de ellos en nuestra sociedad actual. Aquí va una pequeña recopilación de ellos.
  • "El pelo y las uñas siguen creciendo después de morir"
¿Cuántas veces habéis oído comentarios parecidos? Lo cierto es que suele ser un tema bastante recurrente en el mundo del cine y la literatura fantástica, pero la verdad es que no tiene nada de cierto.
El pelo y las uñas NO siguen creciendo después de la muerte.
Para que el pelo y las uñas crezcan, se necesitan nutrientes y oxígeno, cuyo aporte dejar de llegar al morir el organismo. Además es necesaria una compleja regulación hormonal que obviamente no persiste después de morir.
La explicación está en el proceso de deshidratación que sufre el organismo al producirse el fallecimiento, provocando la retracción de los tejidos (recordemos que el 70% de la composición de los tejidos es agua). Cuando el cuerpo se deshidrata, la piel se "encoge" y se "retrae", dejando a la vista más cantidad de pelo o de uña que antes.
En resumen, las uñas y el pelo no crecen después de la muerte, es el resto lo que se encoge.
  • "Leer con poca luz hace daño a los ojos"
Leer con poca luz no afecta ni perjudica a la vista. Lo que produce es fatiga visual, porque los ojos tienen que esforzarse más para visualizar las letras y se cansan antes. Sin embargo, los efectos de este cansancio visual desaparecen cuando los ojos se encuentren en un entorno con luz suficiente. No se produce ningún daño permanente en la vista por leer con poca luz.
Algo parecido ocurre con el mito de que ver la tele o estar con el ordenador a oscuras perjudica la vista. Falso, la pupila se adapta a esas condiciones; se dilata para permitir una mayor entrada de luz. Lo que notaremos es lo mismo que al leer, mayor fatiga visual, pero no provocará ningún daño permanente. Dicho esto; ¿Es mejor leer con buena luz? Obviamente, nuestros ojos se cansarán menos.
  • "No te tragues el chicle que se te pega a las tripas"
Muchas madres se estarán escuchando regañando a sus hijos ahora mismo. Sin embargo, en favor de los niños hay que aclarar que es imposible que ningún chicle se pueda adherir o pegar al estómago ni a ninguna otra parte del aparato digestivo, dadas las características del mismo.
Lo único que puede pasar es que nuestro cuerpo tarde más en expulsarlo que otro alimento, ya que dada la composición de los chicles, los jugos gástricos no son capaces de degradarlos y tampoco son absorbidos por nuestro organismo como otros nutrientes. Pero saldrá por el mismo sitio que el resto.
  • "Comer zanahorias mejora la vista"
Este mito se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando los ingleses querían ocultar que habían desarrollado un avanzado sistema para derribar a los bombarderos alemanes. Para no desvelar su secreto, dijeron que la gran agudeza visual nocturna de sus pilotos se debía a la gran cantidad de zanahorias que comían.
Hoy se sabe que, en realidad, el déficit de vitamina A (presente en las zanahorias y otros alimentos) puede provocar problemas de visión. Es decir, comer mucha zanahoria no hará que te mejore la vista, sino que la falta de ella puede generar problemas, que no es lo mismo.
  • "Hay que beber 8 vasos de agua al día"
Puede que sea uno de los mitos más extendidos y que más de moda está en lo que a salud se refiere.
Por supuesto que es recomendable mantener una buena hidratación y beber agua, pero la cantidad dependerá de cada persona, de su edad, de la actividad que realice, de sus hábitos de alimentación...etc. Cada persona tiene una composición física y metabólica diferente, por lo que no se puede establecer una pauta fija para todos.
No debemos olvidar que muchos alimentos y bebidas que consumimos a lo largo del día, contienen una gran cantidad de agua, como algunas frutas y verduras. Tampoco podemos dejar fuera de "la cuenta" el café, el té o los zumos que tomamos.

Es decir, dentro de esos 2 litros diarios de agua recomendados (no hay ninguna evidencia de que esa sea la cantidad necesaria), no sólo cuentan los vasos de agua pura que tomamos, sino también la que ingerimos cuando comemos determinados alimentos y otras bebidas. Además, si no padeces ninguna alteración y tu organismo funciona correctamente, no te preocupes, él te avisará cuando necesites hidratarte, para eso sirve la sensación de sed.
  • "Rasurar el pelo hace que crezca más rápido y más grueso"
Ahora que se acerca el verano, no podíamos olvidar este mito.
Desde 1928 se comprobó en un estudio, que rasurarse no altera el crecimiento del cabello. Cortar el pelo afecta a la parte muerta del mismo, no a la viva, que está por debajo de la piel, por ello es imposible que afeitarlo cambie en algo su crecimiento. Si este mito fuese cierto, sería el "crecepelo" milagroso más barato del mercado.

Seguro que estás recordando aquella vez que te depilaste con cuchilla y a los tres días tenías unos pelos que parecían alambres. Todo se trata de un efecto óptico. Los pelos son más finos a medida que nos acercamos a la punta, por ellos al seccionarlos por una parte intermedia, ésta se ve más gruesa, pero no es que el pelo haya crecido más duro.
Siguiendo con el "depilado", otra creencia popular es que al arrancar los pelos desde la raíz con cero o con máquina), retrasamos su crecimiento. No es que sea falso, pero es inexacto. El vello crecerá igual de rápido que si hubiera sido afeitado, lo que ocurre es que al arrancarlo, tardará más en alcanzar la superficie.
  • "Los humanos sólo utilizamos el 10% de nuestro cerebro"
A este gran mito le dediqué hace un tiempo un post en el blog (click aquí).
Para resumirlo, es totalmente falso que sólo utilicemos el 10% de nuestro cerebro. Numerosos estudios con imágenes cerebrales muestran que no hay áreas inactivas en él. Todas las funciones cerebrales se encuentran localizadas en zonas diferentes y específicas del cerebro y todas realizan múltiples tareas.
Otra cosa es que se puedan mejorar (si se trabajan) algunas capacidades cerebrales como la memoria.
  • "Bebe el zumo rápido que se le van las vitaminas"
Otro mito dedicado con cariño a todas las madres y abuelas. ¿Cuál es ese misterioso lugar al que se van las vitaminas?
Las vitaminas no se evaporan, ni se esfuman por arte de magia. Sin embargo, lo que ocurre es que se degradan, mediante el proceso de oxidación al entrar en contacto con el aire. Irse no se van, pero se "estropean", de manera que el cuerpo no puede aprovecharlas.
No todas las vitaminas se degradan por igual. En concreto, la vitamina C, presente de forma especial en los cítricos, es una de las que se oxida con más rapidez.
También es cierto que cuanto menos contacto con el oxígeno y la luz solar tenga ese compuesto, menor será la oxidación. Es decir, si hacemos un zumo y lo envasamos al vacío en la nevera, conservará casi toda la vitamina C.
  • "Comer de noche engorda más"
Falso. Lo que ocurre es que la actividad física que realizamos por la noche, suele ser menor que durante el resto del día y cuesta más eliminar las calorías que se ingieren a partir de ciertas horas. Por supuesto que es más recomendable una cena ligera. Sin embargo, lo que importa a la hora de engordar o no, es el "cómputo global" de calorías ingeridas vs calorías gastadas a lo largo de TODO el día. Es decir, se trata de quemar más calorías de las que se consumen, así de simple.
Lo que no se puede pensar es; no hago ejercicio y consumo más calorías de las que gasto, pero como no ceno, no voy a engordar. Hay que preocuparse más por moverse y no tanto por la hora a la que cenes.
Rachel Vreeman y Aaron Carroll, investigadores de la Universidad de Indiana, realizaron un estudio sobre hábitos alimenticios con 25.000 personas. La conclusión fue que no encontraron relación entre comer de noche y subir de peso. Y afirmaron; "la obesidad aparece cuando se consumen más calorías de las que se gastan, sin importar el horario en el que se consuman".
  • "Hace unos años me dijeron que tenía Reuma"
Hace unos meses también hablé en un post sobre este mito tan extendido en nuestra sociedad (click aquí)El reuma no existe. Ningún médico puede decirte que tienes reuma porque no es ninguna enfermedad. 
Lo que existen son más de 300 enfermedades reumáticas, como pueden ser la artrosis, la osteoporosis, la artritis juvenil o el lupus entre otras.
Decir "tengo reuma", sería como decir "tengo digestivo" para referirte a cualquier enfermedad del aparato digestivo, o "tengo cardio" para las patologías del aparato cardiovascular.
  • "Es peligroso despertar a un sonámbulo"
No te asustes si convives con una persona sonámbula y se levanta por las noches, en ningún caso existe riesgo de provocarle un ataque al corazón o sufra un daño cerebral si se despierta
Las personas sonámbulas desarrollan actividades motoras automáticas sencillas o complejas (pueden salir de la cama, caminar, salir de casa e incluso hablar), mientras permanecen inconscientes. Aunque se tengan los ojos abiertos, no ven como cuando están despiertos. Los sonámbulos suelen volver a al cama por iniciativa propia y a la mañana siguiente no recuerdan nada de lo ocurrido.

Suele ser difícil despertar a un sonámbulo, aunque en contra de lo que se cree comúnmente, no resulta peligroso. Se recomienda no hacerlo simplemente para no confundir ni asustar al propio afectado, pero nada más. Es más común en niños o adolescentes y no existe una causa ni tratamiento específico.
También se cree, erróneamente, que el sonámbulo está reconvirtiendo los movimientos o acciones que ejecuta mientras está soñando. Pero la realidad es que el sonambulismo se presenta durante las fase 3 o 4 de sueño (sueño lento o sueño de ondas lentas), en la que aún no se está soñando. Los sueños o imágenes oníricas aparecen durante la fase de movimientos oculares rápidos (fase REM).


domingo, 12 de mayo de 2013

FASCITIS PLANTAR

La fascia o aponeurosis plantar es una capa de tejido fibroso que cubre el suelo de la bóveda plantar del pie. Va desde el talón, extendiéndose por la planta del pie hasta la parte anterior, donde se inserta bajo las cabezas de los metatarsianos. La fascia plantar se divide en tres partes; media, lateral y medial. La aponeurosis plantar, que corresponde a la fascia plantar media, es una lámina plana muy resistente, gruesa en su parte posterior y más delgada anteriormente.

Tiene forma triangular de vértice posterior en la zona de inserción en el calcáneo.
La función de la fascia plantar es dar soporte a todo el arco del pie, absorber los impactos y repartir las cargas a las que se ve sometida la estructura del pie.
Por diversas causas, la fascia plantar puede verse sometida a un exceso de tensión, generando una inflamación y originando el cuadro médico conocido como fascitis plantar.

CAUSAS
1. Desajustes mecánicos
La aparición de la fascitis plantar está muy a menudo ligada a una alteración de la correcta mecánica del pie. De hecho, las causas más frecuentes son las relacionadas con alteraciones de la bóveda plantar, es decir, problemas en el arco del pie.
Se conoce como bóveda plantar al conjunto arquitectónico que forman los elementos óseos y músculo-ligamentosos de planta del pie. Es una estructura elástica que le permite adaptarse a las irregularidades del terreno y transmitir al suelo las fuerzas y el peso del cuerpo, actuando como amortiguador. Está sostenida por tres arcos que le confieren una forma determinada; hablamos de pie cavo cuando existe una excesiva pronunciación o elevación de la bóveda, y nos referimos a un pie plano cuando tenemos una caída o aplanamiento de la misma.
  • Arco interno: también llamado medial o longitudinal, es el más largo y alto de la bóveda. 
  • Arco externo: también llamado lateral, es el arco más bajo de la bóveda y es de longitud intermedia. En carga, es decir, cuando estamos de pie, es prácticamente nulo, ya que queda completamente apoyado en el suelo.
  • Arco anterior: es el único arco transversal, de altura intermedia y el más corto de toda la bóveda. 
Si la fascitis plantar está asociada a un pie plano, al haber este aplanamiento de la bóveda plantar, la fascia quedará más estirada de lo normal. Por lo tanto estará sufriendo una tensión sometida a fuerzas de estiramiento.
Del modo opuesto, si está asociada a un pie cavo, en este caso, la fascia estará más acortada, más contraída, por lo que también sufrirá, aunque de manera diferente. 

En definitiva, el sufrimiento mecánico siempre es menor en el punto en el que todo funciona en su posición correcta, es decir, en una "posición neutra". A medida que nos alejamos de esa posición, de ese buen funcionamiento, ya sea hacia un pie plano o un pie cavo, los tejidos sufrirán más.
No debemos olvidar que los desajustes mecánicos del pie pueden ir a su vez unidos o ser consecuencia de alteraciones mecánicas o posturales del resto de la extremidad inferior y del conjunto de columna y pelvis. Por lo tanto, habrá que valorar todas las posibilidades para llegar a la causa del problema.

2. Fascitis plantar en deportistas
La fascitis plantar es la lesión de los pies más frecuente en atletas y futbolistas. La encontramos habitualmente en deportistas que corren largas distancias o que se emplean sobre superficies irregulares. También es frecuente en aquellos cuya actividad requiere saltos o caídas bruscas continuas, donde la fascia plantar está sometida a fuerzas de impacto contra el suelo. De hecho, es muy común en saltadores, por el impacto repetitivo que se genera sobre el talón (zona de inserción de la fascia en el calcáneo).

3. Sobrepeso
Especialmente en el ámbito de la medicina, el sobrepeso se ha considerado siempre una causa de la fascitis plantar. Sin embargo es bastante debatible. En mi opinión, más que una causa directa, es un factor de riesgo y más que el sobrepeso en sí, el aumento repentino del peso corporal. Es decir, al aumentar considerablemente el peso en poco tiempo, el pie recibirá más peso y más carga de lo habitual, más de lo que está acostumbrado a soportar, lo que aumentará proporcionalmente el riesgo de  sufrimiento mecánico de la fascia y dificultará su función amortiguadora.

4. Intoxicación de los tejidos
Otra de las posibles causas a la que algunos hacen referencia es la intoxicación de los tejidos. Ciertas personas son más propensas a sufrir acumulaciones de sustancias tóxicas en algunas zonas concretas del cuerpo. El pie es una estructura especialmente vulnerable a sufrir depósitos o acumulaciones de estas sustancias, como pueden ser por ejemplo, microcristales de ácido úrico y otros residuos tóxicos que se acumulan, provocando una respuesta inflamatoria.
En el caso del sobrepeso, el pie no sólo sufre más por el aumento de la carga, sino que además va asociado a una mayor intoxicación de los tejidos.

5. Espolón calcáneo
A menudo se asocia la fascitis plantar con el llamado espolón calcáneo (formación de un pequeño pico óseo en el talón). Incluso se hablaba de que el espolón podía ser una de las causas de la fascitis plantar. Sin embargo, no hay relación causa-efecto, ya que hay un gran número de fascitis sin espolón y casos de espolón calcáneo que cursan sin fascitis plantar.
También se ha establecido una relación entre ambas, pero en sentido inverso, es decir, que la fascitis provoque la aparición del espolón calcáneo, debido a una reacción ósea como consecuencia del aumento de tracción de la musculatura plantar.

SIGNOS Y SÍNTOMAS
El síntoma principal es dolor intenso en la base del talón, que coincide con la zona de máxima tensión, situada en su inserción en el calcáneo. Es un dolor punzante, "como si algo se clavara en el talón", habitualmente más intenso en la parte interna y que en ocasiones puede irradiarse hacia la bóveda plantar y los dedos.
El dolor suele ser más agudo por las mañanas, al levantarse o al iniciar una actividad, sobre todo en los primeros pasos después de estar un tiempo sentados o en reposo. También suele aumentar al realizar ejercicios que implican un aumento mayor de la carga sobre la zona.

Los síntomas a menudo se asemejan a otras patologías que cursan con un dolor parecido en el talón (talalgias), como pueden ser la fractura por estrés del calcáneo, el atrapamiento del nervio calcáneo medial, el espolón calcáneo o la inflamación de la almohadilla grasa del talón. No deben confundirse.

DIAGNÓSTICO
El diagnóstico se establece en base a la clínica que presenta el paciente y se confirma mediante la exploración clínica y las pruebas de imagen.
En la exploración física es característico que el dolor se agrave con la presión profunda y selectiva en el borde interno y centro del talón. Otra maniobra que suele aumentar el dolor en casos de fascitis, es el estiramiento de toda la zona plantar del pie, realizando una flexión dorsal pasiva forzada del pie y de los dedos, lo que provoca un aumento de la tensión de la fascia.

Además de la clínica y de la exploración, son imprescindibles las pruebas de imagen para confirmar la lesión, las cuales son eficaces en un 80% de los casos. Será necesaria una resonancia magnética o en su defecto, una ecografia (eficaz y más barata). La radiografía, en esta lesión, aporta escasa información, aunque puede servir para descartar lesiones óseas.

TRATAMIENTO
Será llevado a cabo a través de un equipo multidisciplinar, en el que la fisioterapia y la podología jugarán un papel fundamental en la recuperación.
Como ya he mencionado anteriormente, una de las posibles causas de esta lesión, es una alteración de la mecánica del pie. Por lo tanto, además del fisioterapeuta, será muy recomendable una valoración y tratamiento de podología. Ellos se encargará de realizar un estudio detallado de la biomecánica de la marcha y de la conformación anatómica del pie, para tratar de combatir los posibles defectos estructurales o dinámicos de la marcha con unas plantillas (ortesis plantares).

Como digo siempre, el primer paso del tratamiento es acudir a tu médico y a tu fisioterapeuta para que analicen tu caso concreto y así poder diseñar el tratamiento más adecuado para cada uno.
Las diferentes técnicas de fisioterapia irán orientadas a aliviar el dolor, reducir la inflamación y disminuir la tensión de la fascia. Entre las técnicas no invasivas más utilizadas, podemos destacar las siguientes:
Fibrólisis diacutánea
  • Masaje transverso profundo (Cyriax): aumento de la circulación sanguínea, estimulación del drenaje de sustancias tóxicas y disminución del dolor. Ayuda a romper las adherencias y la fibrosis, mejorando así la movilidad de los tejidos.
  • Masoterapia.
  • Fibrólisis diacutánea ("ganchos"): acción mecánica sobre las adherencias fibrosas, acción circulatoria por estimulación a nivel local de la circulación sanguínea y linfática y acción refleja por inhibición de puntos reflejos.
  • Estiramientos: analíticos de la fascia plantar y globales de los músculos flexores plantares.
  • Crioterapia: aplicación de hielo 3 veces al día durante unos 20 minutos. Click aquí
  • Electroterapia: gran variedad de técnicas, entre las que podríamos destacar el tratamiento mediante ondas de choque.
Técnicas invasivas
Recordemos que se trata de procedimientos médicos que "invaden" el cuerpo con un fin diagnóstico, o como en este caso, terapéutico. Es decir, se llevan a cabo penetrando en el interior del cuerpo, no desde el exterior.
Las infiltraciones con corticoides son una opción a tener en cuenta cuando el tratamiento anterior no resulta efectivo y el resto de medidas no resuelven el problema. Las infiltraciones suelen ser efectivas a corto plazo, pero es un procedimiento bastante doloroso. Además, se han probado también las inyecciones con plasma rico en plaquetas, para favorecer la regeneración de la zona, aunque no se ha demostrado científicamente su utilidad. 
EPI

Uno de los nuevos métodos que se está utilizando mucho con buenos resultados, es la EPI (electrolisis percutánea intratisular). Se trata, explicado brevemente, de la aplicación de una corriente galvánica a través de una aguja, que produce un proceso inflamatorio de carácter local, permitiendo la fagocitosis y la reparación del tejido blando afectado.
Si después de unos meses, el tratamiento conservador (no invasivo) no es efectivo o fracasa, podemos plantearnos algunas opciones quirúrgicas, pero siempre como última opción y tras haber agotado todas las posibilidades.

CONSEJOS
Los primero días, hasta que el dolor no haya disminuido, es recomendable realizar un reposo relativo del pie. Reducir la intensidad y la frecuencia de la actividad deportiva, hasta que remita el cuadro agudo. Conviene no realizar largos paseos ni caminar en exceso sobre superficies irregulares durante el periodo de reposo.

Un ejercicio muy sencillo y que da muy buenos resultados es colocar una botella pequeña de agua congelada en el suelo y poner el pie encima. Hacer rodar la botella pasándola por toda la plantar del pie y apretar con relativa fuerza, desde el talón hasta los dedos. El efecto del hielo disminuirá la inflamación y la dureza de la botella hará de "automasaje" e irá relajando la fascia.

Otro ejercicio que podéis hacer en casa es realizar presiones longitudinales con los pulgares de la mano sobre la plantar del pie, desde el talón hacia los dedos. Se trata de hacer una especie de masaje, presionando y deslizando los dedos por toda la planta del pie.
También podemos realizar estiramientos activos de toda la planta, llevando el pie y los dedos hacia una flexión dorsal, con nuestra mano o ayudarnos con una toalla o cinta.












martes, 16 de abril de 2013

SALUD 2.0


Septiembre de 1969. La guerra de Vietnam estaba en su apogeo y el Apolo XI se había posado sobre la superficie de la Luna, cuando se produjo una de las más grandes revoluciones en las últimas décadas; el nacimiento de Internet, entonces conocido como "Arpanet". Hoy, después de más de 40 años, se calcula que somos alrededor de 2.500 millones, los usuarios de Internet en todo el mundo.

Se dice que estamos siendo testigos de la mayor revolución de todos los tiempos respecto a las comunicaciones. Vivimos en la era digital, la era de la información, bautizada por muchos como "era de la comunicación". Cualquier noticia o acontecimiento importante vuela, literalmente, a la velocidad de la luz, dando la vuelta al mundo en pocos minutos. Del mismo modo, cualquier buscador web (tipo Google), es capaz de rescatar de la red, miles de resultados en décimas de segundo sobre cualquier tema que busquemos.


Pero si hablamos de las reinas de Internet, ellas son las redes sociales. A nivel mundial, el 90% de las personas que navegan por la red, conoce hasta 4 redes sociales (llámese Facebook, Twitter, Youtube, MySpace, Linkedin, Tuenti...), y el 70% participa al menos en una de ellas. Pero sin duda, el fenómeno absoluto de los últimos años en lo que a redes sociales se refiere, es Facebook, que a día de hoy cuenta con 1.000 millones de usuarios registrados en todo el mundo.

Su creador, Mark Zuckerberg, difícilmente podía llegar a imaginar la trascendencia, el éxito y la fama que alcanzaría, cuando siendo todavía un estudiante de Harvard, se le ocurrió crear una "comunidad de amigos" en Internet.
Fue a finales de 2003 en su colegio mayor, cuando ayudado por sus compañeros de habitación, diseñó esta web para que los estudiantes de Harvard pudieran compartir gustos, aficiones, preguntas, fotos...(tal y como relata la premiada película "La red social").
Al poco tiempo se fue expandiendo, incluyendo en su círculo a otras universidades. Finalmente, en 2006 se "hizo público", permitiendo que no sólo los estudiantes de universidades o escuelas americanas participasen en él, sino que cualquier persona, de cualquier rincón del mundo, pudiera formar parte de su "comunidad".

Mark Elliot Zuckerberg
Sólo 5 años después de su creación, Zuckerberg declaró que Facebook había alcanzado los 250 millones de usuarios. El 2 de diciembre de ese mismo año, ya contaba con más de 350 millones, y en septiembre de 2011 superaba los 800 millones. Hasta hoy, que ronda, los mil millones de usuarios registrados.
Actualmente, Zuckerberg es el personaje más joven que aparece en la lista anual de mil-millonarios de la revista Forbes, convirtiéndose en el billonario más joven de la historia.

Si hablamos de YouTube, la página de vídeos más popular de la red, los números no son menos escalofriantes. Actualmente, según los datos más recientes ofrecidos por Google, cada minuto se suben más de 60 horas de vídeo, o lo que es lo mimo, una hora de vídeo cada segundo. Durante el tiempo que empleas en leer esta última frase, se acaban de subir más de 4 horas de vídeo. Cada día se reproducen más de 4 mil millones de vídeos. En total, en un mes, se sube más contenido a YouTube del que podrían reproducir las tres principales cadenas de televisión de EE.UU durante 60 años.

Dejemos descansar al cerebro por un momento de números y cálculos. Estos y otros, son datos que reflejan la revolución que está viviendo el mundo de las comunicaciones. Estamos rodeados de información por todas partes, de todo tipo y de cualquier tema (ciencia, política, salud, economía...), lo cual es bueno, que duda cabe, pero siempre y cuando sepamos seleccionar y emplear adecuadamente dicha información.
En este post, me centraré lógicamente en lo que al tema de la salud se refiere. Actualmente, somos muchos los que escribimos en la red y cada vez más, los que más tarde o más temprano, nos hemos lanzado al océano de los Blogs. Una ventana al mundo desde la que poder escribir y dirigirse a los demás, mostrar tu opinión, ofrecer consejos (más o menos acertados) y/o divulgar información, a la que todo aquel que lo desea pueda acceder.
Sin embargo, muchas veces, la veracidad y la calidad de la información que podemos encontrar en la red deja mucho que desear.

La "revolución 2.0" o "segunda era de Internet", se caracteriza básicamente porque la información que circula por la red no es unidireccional. Es decir, permite a los usuarios interactuar entre ellos y con la persona que emite la información. En ese aspecto, creo sinceramente que la "Salud 2.0" es algo muy positivo, que permite entre otras cosas, eliminar obstáculos entre los profesionales sanitarios y los pacientes, acercar la relación entre ambos, dar y recibir consejos, resolver dudas, intercambiar conocimientos con compañeros o debatir sobre un tema determinado.

Sin embargo, cada vez son más las personas que lo primero que hacen al saber que padecen una determinada patología, o acaban de sufrir una lesión, es encender el ordenador y ponerse a buscar información en la red. Lo cual no es del todo malo, siempre y cuando sepamos escoger la fuente de información correcta y utilicemos dichos conocimientos con sentido común.

Querer estar informado y conocer el máximo posible sobre lo que nos sucede es normal y comprensible. Pedir consejos u opiniones en la red (siempre a profesionales titulados) es positivo. Sin embargo, el problema es que cada vez más gente se queda en el paso de buscar información en Internet o preguntar en foros y blogs y se olvidan del siguiente paso, el más importante; la visita presencial. Aunque el problema no sea aparentemente grave y nos parezca que se puede resolver consultando online, ante cualquier lesión o enfermedad, el primer paso que debemos dar es acudir inmediatamente al profesional sanitario que corresponda.

Por muy bueno que tu creas que es el profesional al que estás consultando a través de Internet, por muy fiable que parezca la página web de la que estás recopilando información, o por muchos seguidores que tenga el foro en el que estás depositando tus dudas, nunca debes sustituirlo por una visita presencial al servicio médico. Toda la información sobre salud que se obtiene de Internet, puede ser muy beneficiosa, pero siempre tendrá el carácter de segunda opinión y debe utilizarse como complemento, a modo informativo y orientativo.

Todo lo que sea aumentar nuestros conocimientos, es bienvenido, sin embargo debemos estar atentos, porque no todo, ni mucho menos, lo que se escribe en la red es fiable o correcto. Cuidado especialmente con los foros, donde cualquier persona, de forma anónima, sin ningún tipo de formación ni titulación, puede repartir consejos o responder a preguntas de gente que busca soluciones a sus problemas. Lo más probable es que dichos consejos sean erróneos, ya sea fruto de la ignorancia o también a veces de la mala intención de algunos. Con la salud no se juega. Mucho cuidado.

A modo de experiencia personal, muchas personas me consultan a través del blog o por email pidiéndome consejos y opinión sobre algunas lesiones. Mi primera respuesta siempre es; "acude primero a la consulta de tu médico, fisioterapeuta, o al profesional que corresponda para que pueda valorar tu caso concreto en persona y proponer el tratamiento adecuado". Los facultativos somos los primeros que debemos dar respuesta las dudas y preguntas de los pacientes "in situ", en la consulta. Después ellos son libres de buscar información extra por su cuenta, pedir otras opiniones o consejos, pero siempre tendrán el carácter de segunda opinión a modo de complemento.

En conclusión, usemos las redes sociales, los blogs, los foros y toda la información que hay en Internet, pero siempre siendo críticos y sabiendo elegir las fuentes de información correctas y fiables. En definitiva, utilizando el sentido común.



jueves, 7 de marzo de 2013

ARTROSIS VS ARTRITIS


Muchas veces escuchamos o utilizamos indistintamente, los términos "artrosis" y "artritis" en expresiones como; "estos dolores son por la artrosis y la artritis que tengo en todo el cuerpo", "tienes los dedos deformados por la artrosis" o "mi abuela tiene artritis en las rodillas".
Ambas patologías pertenecen al grupo de enfermedades reumáticas y afectan a las articulaciones de nuestro cuerpo. Sin embargo, son patologías diferentes, con un diagnóstico, pronóstico y tratamiento diferente.

ARTROSIS
La artrosis es el envejecimiento o deterioro de una articulación. El término "artrosis" viene del griego artro- (articulación) y -osis (destrucción o envejecimiento).
Se trata de un trastorno crónico y degenerativo, caracterizado por un desgaste y degeneración del cartílago articular.

El cartílago articular es un tejido elástico y resistente que recubre los extremos óseos de una articulación, e impide el roce directo de los huesos que la forman. La función del cartílago es amortiguar los impactos que recibe la articulación y favorecer el movimiento suave, sin que exista fricción entre los extremos óseos de la misma.

El proceso degenerativo del cartílago es inevitable y aumenta con la edad, por lo que casi siempre tiene lugar en personas de más de 50 años, aunque no siempre. Además, existen otros factores desencadenantes (alteraciones mecánicas, peso, factores metabólicos, laborales, deportivos...), que aumentan la velocidad de degeneración del cartílago.
A medida que se va desgastando, se va haciendo más delgado, produciendo grietas en su superficie y exponiendo así a un continuo roce entre los huesos que forman la articulación. En los bordes de ésta, el hueso se vuelve más denso, produciendo tumefacciones (espolones), llamados osteofitos, que interfieren en el movimiento de la articulación.

La degeneración puede terminar destruyendo completamente el cartílago, lo que provoca el roce continuo de los huesos al realizar cualquier movimiento y genera dolor y crepitación en la articulación. No olvidemos que el cartílago es un tejido aneural (no está inervado), y por lo tanto no puede producir dolor. Lo que duele no es el cartílago, sino el roce del hueso subcondral (el hueso que está por debajo del cartílago), ricamente irrigado e inervado.
Es un tipo de dolor mecánico (empeora con el movimiento y mejora con el reposo).

El desgaste es más frecuente en articulaciones que soportan peso, como la rodilla, la cadera o la columna vertebral. Sin embargo, también se produce como consecuencia de un uso repetido y/o excesivo de algunas articulaciones, por lo que también es común en manos y muñecas.

Para profundizar en el tema de la artrosis; click aquí

ARTRITIS
La artritis es un proceso inflamatorio de la articulación. A diferencia de la artrosis, la artritis puede aparecer a cualquier edad, no sólo en personas de edad avanzada, sino también en niños y jóvenes.
La terminación -itis, en cualquier proceso patológico, nos indica la presencia de inflamación. En este caso, la inflamación tiene lugar en la membrana que recubre las articulaciones, llamada membrana sinovial.

La artritis progresa en etapas. En un primer momento se produce una inflamación de la membrana sinovial, lo que causa dolor, aumento de la temperatura, rigidez, enrojecimiento de la piel e hinchazón alrededor de la articulación.
En una segunda etapa, se produce un crecimiento y división de las células de la membrana, lo que forma un tejido anormal alrededor de la articulación y el engrosamiento de la membrana.
En la última etapa, estas células siguen dividiéndose y segregan enzimas que dañan y destruyen el hueso y el cartílago, dando como consecuencia la deformidad de la articulación, dolor y pérdida de movimiento.
A diferencia de la artrosis, el dolor de la artritis es un tipo de dolor conocido como "dolor inflamatorio", el cual mejora con el movimiento y empeora con el reposo. 

Existen diferentes tipos de artritis, en función de su origen:
  • Origen infeccioso: tratamiento farmacológico.
  • Origen reumático: la más común. Como todos los procesos reumáticos, es autoinmune, el organismo genera anticuerpos por error, que atacan a las células y tejidos sanos de nuestro cuerpo. Tratamiento de fisioterapia combinado con tratamiento médico.
  • Origen mecánico: por un golpe o accidente que supone un traumatismo en la articulación, o a raíz de un sufrimiento articular continuado en el tiempo, debido a un funcionamiento incorrecto de la articulación en su eje. Por ejemplo una rotación o desviación sobre el eje de la rodilla, sería lo mismo que ocurriría en un coche si una de las ruedas estuviera ligeramente desviada. Al cabo de los años, esa alteración mecánica supone un desgaste y una alteración de todas las estructuras adyacentes.Tratamiento de fisioterapia y médico combinado. 
  • Origen desconocido: como el caso de la artritis idiopática juvenil, que se da en niños menores de 16 años. 
¿PUEDEN APARECER LAS DOS A LA VEZ?
Una articulación afectada de artrosis, puede a la larga sufrir una inflamación y producir artritis, como consecuencia del envejecimiento de la misma. Sin embargo, no debemos asociarlas siempre. Como hemos visto, existen diferentes tipos de artritis, y no todas, ni mucho menos, tienen su origen en la artrosis. Por lo tanto, no tienen que aparecer siempre juntas, ni una ser consecuencia directa de la otra.

Aunque uno de los resultados finales de ambas patologías sea la destrucción del cartílago articular, debe quedar clara la diferencia; la artrosis se produce por el desgaste del cartílago, y la artritis por un proceso inflamatorio de la membrana sinovial



martes, 19 de febrero de 2013

LA MENTIRA DE LA HOMEOPATÍA


La homeopatía es probablemente el tipo de terapia alternativa más utilizada en todo el mundo. Entiéndase como terapia alternativa; "todo procedimiento empleado con el fin de curar a las personas, pero cuya efectividad no ha sido probada consistentemente y carece de evidencias científicas que apoyen su eficacia". La homeopatía fue inventada por el médico alemán Samuel Hahnemann en 1810, como una forma de mejorar el espíritu vital del cuerpo.

¿CÓMO NACE LA HOMEOPATÍA?
Para hablar de sus orígenes, tenemos que regresar de vuelta a principios del siglo XIX, cuando no existía la medicina con bases cientificas, los médicos eran todavía practicantes más bien mágicos, algunos conceptos como la higiene no existían y las nociones de anatomía estaban, en muchos aspectos, donde las había dejado Leonardo Da Vinci.

Esta técnica nace de las ideas de Christian Friedrich Samuel Hahnemann, al ver que en su época, la medicina causaba más sufrimientos que beneficios a los pacientes. No le faltaba razón en eso, pero no debemos olvidar nunca el contexto en el que se encontraba. En aquellos años, la medicina se basaba todavía en la teoría hipocrática de "los humores", y se creía que había que sacar del cuerpo aquello que "estaba mal" (sangre, bilis, etc). Las herramientas principales que se utilizaban eran las sangrías y las purgaciones, que ocasionaban graves daños a los enfermos. Como consecuencia, creó una técnica alternativa, más benigna y menos agresiva; la homeopatía.

Para los que no sepáis en qué consiste, en pocas palabras, se trata de coger una sustancia (principio activo), que provoque los mismos síntomas que genera la enfermedad que queramos curar y diluir esa sustancia sucesivas veces, hasta que, en muchos casos, ya no queda ni rastro de la sustancia original, sólo agua. Agitar vigorosamente la mezcla y esperar a que la memoria del agua haga el resto.

LA "LEY DE LA SIMILITUD" DE HAHNEMANN
Hahnemann se basó en su premisa fundamental de "lo similar, cura lo similar", es decir; "los síntomas que origina una sustancia tóxica, pueden ser curados con un remedio preparado con la misma sustancia tóxica", siguiendo el principio enunciado como "similia, similibus curantur". Por ejemplo; si la cafeína te produce insomnio y tu quieres tomar homeopatía para curar el insomnio, te darán cafeína o un derivado de la cafeína pero diluido sucesivamente en agua.

El propio Hahnemann, reconocía que la idea de emplear sustancias que producen síntomas similares, se le ocurrió cuando, al tomar una infusión de corteza de cinchona, experimentó en su cuerpo, síntomas parecidos a los de la malaria. Enfermedad que se trataba entonces precisamente con corteza de cinchona, rica en quinina. Irónicamente, hoy se sabe que lo que le pasó a Hahnemann es que era alérgico a la quinina.

Basado en su observación personal, Hahnemann se abalanzó a afirmar sin ninguna lógica científica que "lo similar, cura lo similar". La "ley de la similitud" es por lo tanto, una afirmación no demostrada científicamente, que carece de base teórica y experimental, y que se toma como axioma en la homeopatía. Por consiguiente, no constituye una ley natural ni fundamento científico válido. Tal despropósito, equivale por ejemplo, a recomendar tratar la diabetes, ingiriendo azúcar.

LA "LEY DE LOS INFINITESIMALES"
La segunda teoría en la que se basa la homeopatía es; "cuanto más diluida esté la sustancia, más potente es". Es decir, cuanto más pequeña es la dosis de la sustancia administrada, mayores son los efectos que produce. Para ello, lo que se hace es diluir la sustancia activa sucesivas veces en agua, hasta que en muchos casos, ya no queda ninguna molécula de la sustancia primera, lo único que tenemos es agua.

Hahnemann creía que dosis muy pequeñas de estos medicamentos, causaban poderosos efectos curativos, dado que al reducir las dosis consumidas, iban desapareciendo los síntomas que producían. Algo perfectamente comprensible, pero que Hahnemann, evidentemente, interpretó de forma errónea De hecho, pensaba que su potencia se vería afectada por una agitación metódica y vigorosa del preparado (él utilizaba su Biblia para golpear el recipiente que contenía la mezcla).

¿CÓMO SE PREPARA UN PRODUCTO HOMEOPÁTICO?
Aunque a veces se emplean otros grados de dilución, la forma más habitual de preparación de es la siguiente; se toma 1 ml de la sustancia original (tintura madre) y se mezcla con 99 ml de agua u otro disolvente. Así se obtiene una dilución 1CH, es decir, en esta primera mezcla, la sustancia original solo representa el 1%, el 99% restante es agua. A continuación, se coge 1 ml de ese producto obtenido y se vuelve a mezclar con otros 99 ml de agua, así se consigue una dilución 2CH. Y así sucesivamente. Cada vez que se hace una dilución, "se tiene que sacudir vigorosamente el preparado para hacerlo activo", es lo que se conoce como "dinamización".

Como se puede deducir del apartado anterior, cada vez que se realiza una de estas mezclas o diluciones, la sustancia original queda diluida 100 veces más en el preparado final, y así una y otra vez. Según las leyes de la homeopatía, cuando más diluido esté el producto inicial, más potente será. De este modo, una dilución 30CH, será mucho más potente que una dilución 12CH.

Para hacernos una idea de lo que significa, una dilución 6CH, quiere decir que la sustancia ha sido diluida mil millones de veces, lo que equivale a una gota de la sustancia original diluida en 20 piscinas de agua. Una dilución 12CH, equivale a una gota disuelta en todo el océano atlántico, y una 15CH, a una gota de la sustancia original en todos los océanos del mundo.
¿A qué equivale entonces una dilución tan típica en homeopatía como es la 30CH? Para entenderlo podemos rescatar el ejemplo planteado por Ben Goldacre en su libro "Bad Science":
"Imagina una esfera de agua con un diámetro de 150 millones de kilómetros (la distancia entre La Tierra y el Sol). Imagina una esfera de ese tamaño, con una molécula de una sustancia disuelta en ella: eso es una dilución 30CH". (Para los pedantes, una dilución de 30.89CH).

NÚMERO DE AVOGADRO
Avogadro fue un físico italiano (1776-1856), que formuló la llamada ley que hoy lleva su nombre, que dice que: "volúmenes iguales, de gases distintos, bajo las mismas condiciones de presión y temperatura, contienen el mismo número de partículas". Es decir, el número de moléculas presentes en un mol de cualquier sustancia, bajo condiciones normales, es igual para todas: aproximadamente 6.023 x 10^23 moléculas.
¿Y qué tiene que ver eso con la homeopatía?

Simple. La homeopatía basa sus leyes en la dilución y ultra-dilución del principio activo, superando en la mayoría de los casos, el límite físico impuesto por el Número de Avogadro. Mediante un cálculo aritmético, se sabe que cualquier dilución superior a 10^24, o lo que es lo mismo, una dilución 12CH, elimina cualquier traza del principio activo que se ha diluido. Deja de existir molécula alguna detectable de la sustancia inicial. Es, en otras palabras, simplemente agua. Y ya no digamos, un preparado tan frecuente en homeopatía como el 30CH (10^60), o los que llegan a 200CH (10^400), muy por encima de los 12CH en los que, según las leyes de la química, ya no hay ni una sola molécula de la sustancia original. El número de moléculas de principio activo es igual a cero. De hecho, según la homeopatía, cuanto más diluido, más potente. Es decir, cuanto menos rastro quede de la sustancia, más efectivo.

Es evidente, que los principios de la homeopatía contradicen las leyes de la farmacología, la física y la química, ya que a menudo se emplean disoluciones en las que no queda nada de la sustancia original. La acción que pueda generar en nuestro cuerpo ya no es responsabilidad de las moléculas (inexistentes) del principio activo, porque las únicas moléculas que persisten son las del agua.
¿Entonces..., cómo actúa la homeopatía? Según sus practicantes, gracias a la "memoria del agua". Un misterioso fenómeno que le confiere propiedades extraordinarias, según el cual, el agua recuerda las propiedades de aquella sustancia con la que ha estado en contacto antes de pasar a ser un producto homeopático.

LA MALA MEMORIA DEL AGUA
Según Hahnemann, el efecto curativo se produce, no por la sustancia que (no) hay disuelta, sino porque de algún modo, el proceso de dilución y golpeteo, transmite al agua el "efecto curativo" de la sustancia. Empleando un lenguaje más moderno, los homeópatas hablan del "efecto memoria" del agua, que recuerda los efectos de la sustancia con la que estuvo en contacto durante el proceso, antes de pasar a ser un producto homeopático.

El biólogo marino Vicente Prieto cree que; "con la homeopatía estamos hablando más de magia que de ciencia".  Nos recuerda que el agua no surge de la nada, sino que tiene un ciclo en el que pasa por la atmósfera, se filtra por las rocas y entra en contacto con miles de sustancias. Él se pregunta: "¿Es que sólo recuerda los buenos elementos con los que ha estado en contacto en un momento determinado?"Curiosamente, el agua que se ofrece como tratamiento no recuerda las vejigas en las que se guardó, ni las sustancias químicas, ni los contenidos de las alcantarillas con los que estuvo en contacto".

"Pensar que el agua tiene memoria y que, además puede seleccionar aquello que más le conviene al enfermo, resulta alucinante. Es concederle al agua, memoria, bondad, inteligencia y conocimientos médicos. Si al agitar un vaso, se activasen los compuestos con los que ese agua ha tenido contacto (incluidos venenos y productos radiactivos), caeríamos fulminados tras beberlo", sentencia Prieto.

El  único estudio publicado al respecto, fue el del Dr. Jacques Benveniste y resultó ser un fraude. De hecho, él ha sido la única persona en el mundo que ha ganado dos premios Ig Nobel (galardones con los que se distinguen las investigaciones más absurdas y ridículas). El biólogo francés fue reconocido con este premio en 1991, "por su persistencia en convencer a los demás de que el agua es un líquido inteligente, capaz de recordar compuestos químicos, incluso cuando toda huella hubiese desaparecido de su seno". Y en 1998, por su artículo "Transatlantic Transfer of Digitized Antigen Signal by Telephone Link" (Transferencia Transatlántica de señales digitalizadas de antígenos por línea telefónica), que le valió su segundo Ig Nobel.
Los posteriores intentos por demostrar la "memoria del agua", han sido inútiles.

EFECTO PLACEBO Y REGRESIÓN A LA MEDIA
El acto de curar a un enfermo es, ciertamente, un asunto peliagudo. La experiencia nos ha demostrado que la relación causa-efecto no siempre está clara. En la curación de una persona pueden influir muchos factores que debemos tener en cuenta, como son: factores psicosociales, el efecto placebo, la curación espontánea y la regresión a la media. Algunas terapias alternativas, que no son capaces de demostrar científicamente su efectividad, utilizan estos factores para convencer a los pacientes de su eficacia.

Cualquier acontecimiento, situación o estado anímico que sea "anormal", tiende a lo largo del tiempo, a volver a ser "normal", independientemente de lo que se haga en el camino. Es lo que se conoce como "regresión a la media".
Cuando estamos bajo el yugo de un padecimiento, y el dolor o la patología está en su máximo auge, éste solo puede atenuarse tarde o temprano. Bien es cierto, que esto no ocurre en todas las enfermedades, claro está, pero si en muchas. La cuestión es que las personas, solemos tomar las medidas contra nuestra dolencia, cuanto ésta se encuentra en su peor momento, es decir, cuando generalmente sólo puede tender a la mejoría. A partir de ese momento, asociamos la mejoría, con la medida que hayamos tomado, ya sea homeopatía, medicina tradicional o cualquier otra cosa.

Si hablamos del efecto placebo, la cosa se complica. Recordemos que el placebo, estudiado y demostrado a lo largo de los años, es; "sustancia o técnica que, careciendo por sí misma de acción terapéutica, produce algún efecto curativo en el enfermo, si éste la recibe convencido de que posee realmente tal acción".
La comunidad científica, siempre ha asociado los supuestos beneficios de la homeopatía, con el efecto placebo. La respuesta de los homeópatas no se hace esperar. Afirman que la homeopatía funciona en animales o niños pequeños, en los cuales, según ellos, el efecto placebo no tiene lugar. Dejando a un lado la cuestión de si es eficaz o no; ¿Es cierto que el placebo no se da en bebés y animales?

En los últimos años se han publicado varios estudios que parecen indicar que el efecto placebo también influye en estos casos. ¿Hasta qué punto interfiere, en la respuesta de un bebé, la actitud de sus padres a la hora de administrarle una sustancia? ¿Cuánto se dejan influenciar por las expectativas o esperanzas de los que están a su alrededor?
Es cierto que el nivel cognitivo de un animal o un bebé no les permite ser conscientes directamente de lo que está pasando, pero si de manera indirecta. Ambos son perfectamente conscientes de los cuidados y de la atención que muestran sus padres o dueños hacia ellos, cuando están enfermos y les dan algo para que mejoren. Al final, terminan asociando que lo que les están haciendo les curará de una manera u otra.
En mi opinión, hacen falta más estudios y más investigaciones en esta línea. Pero creo que la forma en la que nos dirigimos a ellos, el tono de nuestra voz, la forma de tocarlos, cómo nos comportamos con ellos, nuestra respiración y en definitiva, la manera en la que interactuamos con ellos cuando están enfermos y queremos que se curen, influirá de manera decisiva en el resultado final.

A pesar de todo esto, la posición de la comunidad científica a día de hoy es clara; "la homeopatía no ha sido capaz de demostrar por medios objetivos y estudios válidos, una efectividad mayor que el efecto placebo". En 2005, la prestigiosa revista médica "The Lancet", publicó un trabajo basado en un meta-análisis de 110 ensayos clínicos, que contenía la inequívoca conclusión de que los efectos clínicos de la homeopatía se debían únicamente al efecto placebo.

La regresión a la media, el efecto placebo e incluso la curación espontánea, son variables que se tienen muy en cuenta antes de sacar al mercado cualquier fármaco. ¿Cómo podemos saber si algo es realmente efectivo o si los beneficios que provoca se deben a alguna de estas variables?
Sometiéndolo a ensayos clínicos.

ENSAYOS CLÍNICOS
Para demostrar la eficacia de cualquier sustancia, ya sea medicina tradicional o alternativa, ésta tiene que ser sometida a largos y rigurosos ensayos clínicos y demostrar que su efecto es superior al del efecto placebo.
En cualquier investigación de un fármaco, se emplean los llamados ensayos a ciegas o enmascarados, en los que los participantes no saben si pertenecen al grupo experimental o al grupo de control. Es una herramienta básica para prevenir el sesgo, consciente o inconsciente, en una investigación. Es decir, para que las expectativas de los participantes no contaminen los resultados.

Para ello se utilizan ensayos de doble ciego. Ni el experimentador que la da, ni el individuo que la recibe, sabe si lo que tiene entre manos es el fármaco o el placebo. También se utilizan ensayos de triple ciego, en los cuales, el estadístico que interpreta los resultados tampoco sabe a qué grupo pertenecen los datos que está analizando. A veces el triple ciego se utiliza para indicar que cada uno de los investigadores involucrados en el protocolo, trabajan a ciegas. La clave que identifica a los sujetos y al grupo que pertenecen, no se revela hasta que el estudio ha concluido.

Hasta la fecha, la homeopatía no ha conseguido superar ningún ensayo de estas características y demostrar su supuesta eficacia, más allá del efecto placebo.

Juan Carlos Corbalán, médico y doctor en Farmacia, para quien la homeopatía sólo es placebo, afirma; "la forma más fácil de demostrar su inutilidad es el suicidio homeopático". En una ocasión, una veintena de científicos belgas, lo promovió como protesta porque las aseguradores del país, incluyeran la homeopatía entre sus servicios médicos. Ingirieron en grupo una dosis infinitesimal (y, por tanto, muy potente según los principios homeopáticos) de un cóctel de venenos: belladona, arsénico, veneno de serpiente... No les pasó nada.

Esto mismo pasó recientemente en España (Julio 2014), donde el Ministerio de Sanidad pretende regularizar la venta de productos homeopáticos como medicamentos. Como protesta a esta nueva medida, se llevó a cabo en numerosas ciudades del país, un movimiento llamado "No Sin Evidencia", donde los asistentes realizaron un "suicidio homeopático colectivo" (pincha aquí), para demostrar que realmente la homeopatía no funciona. El proceso del suicidio era bastante sencillo, cada una de las personas que participaron se tomó nada más y nada menos que una caja entera (40 comprimidos) de Sedatif PC, un somnífero homeopático comercializado por Boiron, uno de los mayores fabricantes de homeopatía del mundo. Tras la ingesta de tan mortal sustancia, como era de esperar, no pasó absolutamente nada.

DOS SIGLOS ESTANCADA
Puede que lo de Hahnemann fuese una equivocación, una teoría errónea fruto de la ignorancia de su tiempo, como tantas otras. De hecho, el gran éxito inicial de la homeopatía se debió a que era mucho menos agresiva que las prácticas médicas que se utilizaban en aquella época. Pero puede que la homeopatía no curase, sino que simplemente evitaba que las prácticas salvajes que se utilizaban en medicina, perjudicaran a los enfermos. Mejor dar agua, que dejar morir desangrado al paciente. Esto permitía, que los procesos curativos naturales de los enfermos, pudieran funcionar sin interferencias.

El problema vino a lo largo del siglo XIX, cuando la medicina se desarrolló en las líneas del conocimiento científico y la homeopatía optó por quedarse anclada en el mundo medieval de los humores, las sucusiones y el "espíritu inmaterial" de las sustancias de Hahnemann. Y ahí se ha quedado.

Mientras tanto, Louis Pasteur postulaba una teoría de la enfermedad que sustituía satisfactoriamente a la teoría de los humores: la de los gérmenes patógenos. Según la cual, toda enfermedad infecciosa tiene su causa en un germen. Esta sencilla idea representa el inicio de la medicina científica, al demostrar que la enfermedad es el efecto visible de una causa que puede ser buscada y eliminada mediante un tratamiento específico.

Sin embargo, el concepto homeopático de enfermedad difiere del de la medicina, ya que la homeopatía considera que la raíz del mal es espiritual (energético), en vez de físico. De hecho, para Hahnemann, la enfermedad no era causada por ningún agente físico o patógeno, sino por la falta de armonía con la "fuerza vital". Y no es que yo me lo invente, lo decía él mismo: "es inherentemente imposible conocer la naturaleza interna de los procesos de la enfermedad". Para expresar la inexistencia de dichos agentes, se preguntaba; "¿Ha visto alguien alguna vez la materia de la gota, o el veneno de la escrófula? Unas décadas después, se descubrió que el urato monosódico es "la materia de la gota" y que la bacteria Mycobacterium tuberculosis, es "el veneno de la escrófula".

Luego la fisiología nos fue enseñando que otras enfermedades se deben a desarreglos funcionales del cuerpo, funcionamientos incorrectos, falta de algunas sustancias, exceso de otras, etc. Y aprendimos a tratar muchas de esas enfermedades. La anatomía nos vino a explicar cómo muchas otras enfermedades son ocasionadas por malformaciones o problemas anatómicos, como una aorta bifurcada o una espina bífida, y aprendimos a tratarlas.
Pero los homeópatas seguían en la teoría de los humores, las sucusiones, el "espíritu inmaterial" de las sustancias de Hahnemann.

En resumen, la homeopatía y sus argumentos se quedaron anclados en 1810, y doscientos años después, nadie ha logrado comprobar una sola vez, que diluir pequeñas sustancias activas en agua, tenga efectos positivos sobre un paciente. Me refiero a estudios e investigaciones, no a anécdotas personales.

Los practicantes de la homeopatía insisten en resaltar que sus productos son mejores que los medicamentos tradicionales, porque no son agresivos, no producen efectos secundarios y tampoco interaccionan con ningún otro medicamento.
Lógico. No hay principio activo, luego no hay interacción posible con nada. ¿Cómo va a producir efectos secundarios el agua?

Yo me pregunto; ¿Cuando un homeópata tiene apendicitis qué hace? Seguramente, si aprecia su vida, irá al médico para que lo anestesie (con sustancias que no causan que se despierte, sino que se duerma), le extirpe el apéndice antes de que explote y muera, y le recete antibióticos para que la herida no se infecte (con los "inexistentes" gérmenes patógenos).

Un médico, profesor de la Universidad nos dijo una vez: "la suerte que tienen los médicos es que aproximadamente el 80% de las enfermedades se curan solas, o mejor dicho, las cura el cuerpo y el tiempo. Con lo que hay que tener cuidado con el 20% restante".
La cuestión es que la mayoría de los casos que se suelen utilizar para "demostrar" la eficacia de estos productos, son enfermedades leves, de las del 80%. Una gripe, un resfriado, una diarrea, una gastroenteritis...etc. Pero no se engañen, son afecciones que el cuerpo se encarga de "curar" con más o menos tiempo sin necesidad de ayudas externas. Como decía aquel; "la gripe se cura en siete días con medicación, y sin medicinas en una semana".

Pero si hablamos de "enfermedades graves", de las de ese otro 20%, como puede ser un cáncer, entonces si, parece que la mejor opción es ir al médico antes de que sea demasiado tarde. Puede que aquí se encuentre el peligro potencial de las terapias alternativas no demostradas científicamente. Debido al retraso o incluso al abandono o el rechazo del paciente a la hora de aplicar un medicamento eficaz, lo que en algunas patologías graves puede ser decisivo en el resultado final. Por su puesto que la homeopatía no hace daño, el agua con azúcar no hace daño, el daño potencial que puede generar es que una persona retrase o abandone un tratamiento eficaz para su enfermedad, creyendo que la homeopatía le curará.

CONCLUSIÓN
Antes de posicionarnos a favor o en contra de algo, primero pensemos y nos informemos sobre lo que estamos haciendo, y en cómo se supone que actúa lo que estamos tomando sobre nuestro organismo. No hay que dejarse llevar por el "pues a mi tía le funcionó", o "si se ha utilizado durante tantos años será que funciona"...etc. La cuestión no es si crees o no crees, es decir, no es una cuestión de fe. Lo que ocurre es que todavía no se ha demostrado de forma científica su eficacia más allá del efecto placebo.
Cualquier medicamento real tiene que pasar por numerosos estudios científicos y numerosas y costosas pruebas que garanticen su eficacia antes de salir al mercado. Sin embargo, la homeopatía se salta todas ellas y llega directamente a las farmacias, y cada vez con más fuerza. Yo mismo hace un par de días fui a la farmacia cualquiera de Barcelona buscando un medicamento y lo primero que me ofrecieron fue homeopatía (os hubiera gustado ver la cara que puse). Tampoco es de extrañar encontrarse en los escaparates de cualquier farmacia con cosas como esta; "al primer síntoma; homeopatía".

Con estas líneas no pretendo criticar, ofender, ni convencer a nadie de nada. Mi intención ha sido analizar el origen de esta técnica y las leyes y argumentos sobre las que se rige. A partir de aquí, cada uno es muy libre de pensar, creer y elegir lo que quiera. Son miles de personas las que lo han utilizado alguna vez en su vida y según algunos aseguran que les ha funcionado. ¿Quién es nadie para decirles que no funciona, que su mejoría no se debe a la homeopatía?
Puede que hagan falta más estudios e investigaciones (no lo creo). Quizá dentro de unos años se demuestre científicamente que realmente funciona, o seguramente no, mientras tanto, la homeopatía será cualquier cosa menos ciencia, será si queréis, una mera cuestión de fe diluida en agua.

A continuación os adjunto algunos enlaces a varios vídeos muy interesantes que os terminarán de aclarar muchas cosas.

Equipo de investigación: "el milagro de la homeopatía"

Homeopatía: la prueba

Declaraciones del portavoz de la Asociación de Divulgación de Ciencia de Murcia, Isidro Martínez y del médico Vicente Baos

Imprimir